Las seis noticias que debes conocer hoy, viernes 10 de mayo

Actualizado:

[Si te perdiste las seis noticias imprescindibles de ayer, puedes leerlas haciendo click en este enlace]

1. Comienza la campaña del 26-M como segunda vuelta de las generales. Segunda vuelta de las elecciones generales. Así afrontan los principales partidos la triple cita con las urnas del 26 de mayo. Unos comicios municipales, autonómicos y europeos que aparte de servir para renovar los correspondientes parlamentos tendrán una inevitable lectura en clave nacional. Será así porque los pactos pendientes para la gobernabilidad a partir de los resultados del 28 de abril pueden estar condicionados por lo que suceda en esta cita con las urnas cuya campaña vive hoy su primera jornada. El 21 de mayo se constituyen las Cortes y debe elegirse al presidente y la Mesa del Congreso. Un proceso en el que el PSOE tendrá que comenzar a enseñar sus cartas respecto a su asociación con Podemos y eventualmente con los nacionalistas. La gran incógnita de esta campaña es la movilización. Después de unos datos de alta participación en las generales del 28-A, nadie se atreve a asegurar si la intensidad se va a mantener en estos comicios. No hay precedente de una cita con las urnas menos de un mes después de unas elecciones generales.

2. EE.UU. impone aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones. El gobierno de Estados Unidos impuso en la medianoche de este 10 de mayo aranceles del 25% a importaciones de China por un valor estimado total de 200.000 millones de dólares (178.000 millones de euros). La delegación que ha visitado Washington y su contraparte norteamericana fueron incapaces de llegar ayer a un acuerdo y seguirán negociando este viernes. A partir de la pasada medianoche (hora de Washington, seis horas más en la España peninsular), cualquier importación a EE.UU. de una larga lista de productos fabricados en China —maletas, componentes electrónicos o marisco, por ejemplo— está sujeta a un impuesto adicional del 25%. La mercancía que ya ha sido adquirida y se encuentra en tránsito no está sujeta a estos aranceles, por lo que la entrada en vigor de esos impuestos tardará al menos uno o dos días más. Ambas partes negociaron hasta pasado el plazo sin llegar a un acuerdo.

3. El registro horario obligatorio siembra el caos entre las empresas. La implementación obligatoria del registro horario desde el próximo domingo está generando dudas y muchas críticas entre los empresarios, tampoco gusta a los sindicatos y los trabajadores están en alerta. Pero si hay un colectivo alarmado es el de pymes y autónomos que, en definitiva, serán los más perjudicados por una norma que no ha previsto las particularidades de cada actividad y que colisiona con las nuevas formas de trabajo, con el empleo por objetivos, la distribución irregular de jornada para favorecer la conciliación o las empresas que trabajan en distintos países con husos horarios diferentes. «Los autónomos están desconcertados y preocupados porque la nueva norma carece de la necesaria seguridad y certidumbre jurídica para desarrollar su actividad», asegura a ABC Lorenzo Amor, presidente de ATA.

4. Madrid se blindará ante la llegada de 100.000 hinchas ingleses. El estadio Metropolitano de Madrid tendrá un exigente examen de seguridad en la primera final internacional que acogerá desde su apertura (2017). Liverpool y Tottenham coincidirán el próximo 1 de junio en el partido decisivo de la Champions League y las hinchadas de ambos conjuntos ya han empezado a movilizarse para invadir ese día la capital de España, donde se espera a más de 100.000 seguidores, casi la mitad de ellos sin entrada porque la capacidad del estadio del Atlético es de 68.000 localidades. Aunque en la actualidad no están catalogadas entre las aficiones más peligrosas de Europa ni tampoco de Inglaterra, grupos reducidos de hooligans acompañan habitualmente a ambos equipos, lo que aumenta la inquietud, aunque la Policía española lleva trabajando desde noviembre en la preparación del encuentro que decidirá el campeón de Europa 2019. Los hooligans del Liverpool protagonizaron, en mayo de 1985, una de las mayores tragedias en la historia del fútbol al realizar una avalancha sobre una de las tribunas del estadio de Heysel (Bélgica) en la que se agolpaba la afición de la Juventus italiana.

5. Pink Floyd: el lado oculto de la leyenda, en Madrid. La lisergia cósmica de «Interestellar Overdrive» es lo primero que se percibe al cruzar las puertas de «The Pink Floyd Exhibition: Their Mortal Remains», una exposición que arranca de la mejor forma posible: evitando el error de reducir a anécdota el papel del principal responsable del nacimiento de la banda, Syd Barrett. «Sin él hubiéramos sido una banda del montón, de las que graban un par de canciones de blues y luego se buscan un trabajo normal», sentencia Roger Waters en una de las pantallas de la primera sección de la muestra, que recorre los primeros años de Pink Floyd con cuadros de Barrett, cartelería de los sesenta y todo tipo de parafernalia psicodélica, incluyendo el primitivo pero revolucionario equipamiento utilizado por el diseñador de iluminación Peter Wynne Willson, así como muestras de sus proyecciones elaboradas con aceites y focos.

6. Un parque de Berlín habilita un polémico espacio para la venta de drogas. Un conocido parque situado en el corazón de Berlín podría convertirse en una suerte de paraíso para los traficantes de droga de la capital alemana. Tras años sin conseguir que la compraventa incontrolada de estupefacientes en el recinto fuera atajada, su responsable decidió esta semana claudicar y dar vía libre a los vendedores. Por esta razón, el asfalto del parque Görlitzer, en el céntrico distrito de Friedrichshain-Kreuzberg, ha amanecido estos días con una serie de marcas de espray en el suelo, en un intento de habilitar un espacio para que los vendedores puedan operar con total libertad. «Es un método absolutamente racional, no es que estemos legalizando la venta de drogas», declaró el responsable del parque, Cengiz Demirci, a una emisora local, a lo que añadió que la adecuación de una zona para que los traficantes pudieran trabajar «supondría que los visitantes dejasen de sentirse intimidados para pasear tranquilamente».