Las seis noticias que debes conocer hoy, martes 28 de mayo

ABC
Actualizado:

[Si te perdiste las seis noticias imprescindibles de ayer, puedes leerlas haciendo click en este enlace]

1. Ciudadanos evita ahora vetar al PSOE y tampoco descarta gobiernos con Vox. Ni hubo «sorpasso» al PP en las elecciones del 26 de mayo ni hay ahora líneas rojas con ningún partido. Ciudadanos (Cs) creó ayer el Comité Nacional de Negociación de Gobiernos para abordar el escenario postelectoral que se abre ahora, pero evitó dar pistas sobre sus preferencias en los territorios donde será llave. El Comité Ejecutivo de Cs se dio cita ayer en la sede nacional de la formación, en la madrileña calle de Alcalá, pero según aseguró Inés Arrimadas en la breve rueda de prensa posterior al encuentro, allí nadie habló de pactos, alianzas o negociaciones. Sencillamente se decidió la instauración de esa suerte de sanedrín de pactos, que analizará cómo proceder «caso por caso».Llevará el peso del comité negociador el secretario general del partido y mano derecha de Albert Rivera, José Manuel Villegas, y lo coordinará el secretario de Acción Institucional de Cs, José María Espejo-Saavedra. También tendrán voz y voto en este nuevo órgano Fernando de Páramo y Fran Hervías.

2. España tendría que suspender a Junqueras al no preverlo el Parlamento Europeo. La elección del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y de los huidos Carles Puigdemont y Toni Comín como diputados europeos abre una nueva batalla política y procesal que volverá a poner la pelota de la suspensión sobre el Congreso de los Diputados y el Tribunal Supremo, al menos en el caso del preso electo de ERC, cuyo recorrido en esta aventura europea se antoja a priori algo mayor que el de los otros dos procesados rebeldes. Aunque el caso parezca similar al que se vivió las semanas anteriores con motivo de la elección de Junqueras como diputado nacional, el hecho de que la sede del Parlamento Europeo se encuentre fuera de España y que no haya precedentes de esta situación hace que el escenario vuelva a ser inédito. La situación de Junqueras es, a su vez, radicalmente distinta a la de Puigdemont y Comin, pues su condición de preso preventivo -aunque más perjudicial que la del expresident, que está campando a sus anchas por Europa- sí le hace merecedor de un análisis pormenorizado de su situación y de una respuesta por parte de la justicia española. Del Estado de Derecho al que está sujeto.

3. Colau rechaza integrarse en un pacto independentista con ERC. Giro a la izquierda, o giro al independentismo. El ajustadísimo resultado de las elecciones municipales en Barcelona ha colocado a los grupos que obtuvieron representación, y especialmente al de la aún alcaldesa, Ada Colau, y al de Manuel Valls, en una interesante encrucijada: aceptar que ERC, ganadora de los comicios, convierta la ciudad en punta de lanza de la estrategia secesionista, o tratar de formar o propiciar un gobierno que refleje lo que en realidad sucedió el domingo en la capital catalana. Esto es, un retroceso del número de ediles independentistas –18 en 2015, 15 en 2019– frente al crecimiento del bloque de izquierdas, 28 ediles sobre un pleno de 41. Paradojas de la política, el pinchazo secesionista unido a la división del resto podría otorgar al «procesismo» el trofeo de Barcelona. Tras conocerse la ajustada victoria de ERC –empate a diez concejales y apenas 5.000 votos de diferencia con BComú–, su candidato Ernest Maragall ya lanzó la idea de trabajar a favor de un tripartito en clave «indepe» que integrase a los comunes y a Junts per Catalunya, una fórmula que ayer mismo rechazó de plano Ada Colau.

4. España ahorra en «rescates low cost» y pone en riesgo el servicio de salvamento marítimo. Las aguas andan revueltas para los más de 1.300 trabajadores (entre pilotos, mecánicos, operadores tecnológicos y rescatadores) empleados en España por la multinacional inglesa Babcock, concesionaria del Gobierno para las labores de salvamento marítimo. En nuestro país, solo la tripulación aérea está privatizada, no así los barcos, las aeronaves ni las torres de control, en manos de Sasemar, entidad adscrita al Ministerio de Fomento. Tras haber ganado en julio el contrato por 180 millones de euros para cuatro años, la compañía ultima una bajada del sueldo de su plantilla de un 13% y de un 30% en los complementos salariales, como el plus por experiencia aeronáutica, lo que ha acabado por detonar el conflicto. Los rescatadores se han plantado alegando que el servicio ya es «low cost» como para aceptar un recorte que precarice aún más sus condiciones laborales. Desde ayer y hasta el día 30 secundan una huelga a la espera de soluciones que salpican a la Administración socialista. De hecho, el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ya se reunió con parte de los trabajadores tras una primera tanda de protestas, pero las elecciones provocaron un «impasse» en el litigio. El malestar, no obstante, ha ido in crescendo.

5. Las lagunas del control horario abren el frente de la judicialización laboral. El registro obligatorio de la jornada diaria cumple quince días en los que las dudas sobre la aplicación de la norma se han multiplicado y con ello la consulta de empresarios y de los propios inspectores a los despachos de abogados. ¿Qué hacer cuando los empleados tienen un régimen de libre disponibilidad? ¿Qué hacer en una empresa en la que todos sus miembros trabajan desde casa? ¿Y si el empleado viaja a otro país? La aplicación de la norma que fue aprobada por decreto en uno de los «viernes sociales» del Gobierno está generando incertidumbre y muchos interrogantes en las empresas e inseguridad en los trabajadores, lo que puede abrir nuevos frentes de judicialización laboral, un problema que ya existe en el mercado de trabajo, según reconocen varios despachos laboralistas consultados por ABC. Citan, por ejemplo, el caso de un trabajador que tenga el citado régimen de libre disponibilidad que sea despedido y no conforme decida demandar a su empresa para reclamarle horas extra no pagadas alegando que ha roto ese régimen.

6. Eliminar Madrid Central, aprobar Chamartín y bajar impuestos: las claves del futuro gobierno de Almeida. Tras pasar, probablemente, una de las noches más cortas y emocionantes de su vida, el candidato popular al Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ayer ya comenzó a remangarse para trazar una hoja de ruta con las medidas prioritarias que se implantarán de inmediato en la ciudad a partir del próximo 15 de junio, cuando tome posesión. Antes, tendrá que configurar su gobierno, un equipo que, por primera vez, no será monocolor. No obstante, Martínez-Almeida cree que el reparto de concejalías no será un problema para alcanzar un acuerdo con Ciudadanos y Vox. Es más, no tendrá reparos en ofrecerle la vicealcaldía a Begoña Villacís, con quien ha compartido el banquillo de la oposición en el Palacio de Cibeles durante estos cuatro años. Con ella coincide, además, en muchos de estos ejes imprescindibles como abordar la reversión de Madrid Central, aprobar Madrid Nuevo Norte, el soterramiento de la A-5 para pacificar el paseo de Extremaduray la rebaja fiscal. Revertir Madrid Central «va a ser una actuación prioritaria» que, según avanzó a ABC el candidato popular, se pretende abordar «antes del verano». El planteamiento inicial es «volver al anterior sistema de Áreas de Prioridad Residencial (APR)».