Las seis noticias que debes conocer hoy, jueves 13 de septiembre

ABC
Actualizado:

[Si te perdiste las seis noticias imprescindibles de ayer, puedes leerlas haciendo click en este enlace]

1. El presidente del Gobierno cometió plagio en su tesis. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cometió varios plagios en su tesis doctoral, leída en noviembre de 2012 en la Universidad Camilo José Cela, de la que era profesor. ABC tiene en su poder una copia de la tesis, que Sánchez ha tratado de ocultar durante los últimos años y que solo se puede consultar en formato papel en la biblioteca de la citada universidad madrileña. Tras un exhaustivo análisis, en el que hemos utilizado herramientas informáticas de detección de plagios, este diario ha corroborado la existencia de decenas de corta-pegas que constituyen lo que se denomina «falta de integridad académica», según varios expertos universitarios consultados.

2. Las «faltas de integridad académica» del presidente. La normativa universitaria es muy estricta a la hora de utilizar trabajos de otros autores e incluso los publicados por el mismo autor con anterioridad. Pedro Sánchez cometió varios plagios en su tesis doctoral: literal, mosaico y autoplagio. El más grave es el plagio literal, que se produce al copiar a otro autor sin entrecomillar. Pedro Sánchez cambiaba apenas una palabra en cada frase, pero esto sigue siendo el mismo tipo de plagio. Todas las normativas universitarias, entre ellas la más extendida, la de Harvard, obligan a entrecomillar el texto e incluir inmediatamente la cita al documento original. Pedro Sánchez no lo hizo. En ocasiones, el actual presidente del Gobierno recurrió a una clara trampa. En algún momento incluía una referencia a la fuente de origen para, a continuación, plagiar el contenido, sin comillas, para que pareciera escrito por él. Expertos universitarios consultados, entre ellos un catedrático de la Universidad Complutense, sostienen que esta práctica no está permitida.

3. Así se gestaron la tesis y el libro de Pedro Sánchez. Pedro Sánchez fue contratado como profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas de la Universidad Camilo José Cela en el año 2008. El rector de la universidad madrileña era Rafael Cortés Elvira, que fue secretario de Estado para el Deporte entre 1993 y 1996, en la recta final de la presidencia de Felipe González. Cuando Cortés Elvira fichó a Sánchez este era concejal del Ayuntamiento de Madrid del grupo socialista, en la oposición. El actual presidente del Gobierno decidió compaginar sus tareas como profesor de la universidad con el doctorado, que es fundamental para alguien que desee hacer carrera en la enseñanza universitaria. Sánchez guardaba muy buena relación con Miguel Sebastián, a quien José Luis Rodríguez Zapatero convirtió en ministro de Industria, Turismo y Comercio precisamente en 2008.

4. Rivera, Iglesias y Narbona defienden que un plagio debe conllevar la dimisión. Pocas veces Podemos, Ciudadanos y el PSOE están de acuerdo. Pero en lo que rodea a la ejemplaridad del cargo público van a una: los grupos coinciden en que el plagio no es admisible en la vida política y debe conllevar la dimisión. Ayer lo advirtió el presidente de la formación naranja, Albert Rivera, en la primera sesión de control al Gobierno tras el verano. Rivera utilizó su cara a cara con Sánchez para recordar el cese de la exministra de Sanidad, Carmen Montón, por «plagiar, copiar y hacer trampas» y le exigió que ponga su tesis doctoral a disposición de todos los españoles. «Le pido que para disipar cualquier duda, haga usted pública su tesis. Acabemos con la sospecha y la duda razonable», reclamó a Sánchez. Con un mensaje muy parecido, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reclamó la tarde anterior la salida de Montón a través de su cuenta en Twitter.

5. España recibe el 43% de la inmigración del Mediterráneo mientras Italia cae a niveles de 2014. La cifra de inmigrantes que ha llegado a Italia a través del Mediterráneo en lo que va de 2018 está en niveles de 2014, anteriores a la crisis de los refugiados de 2015, y es tan baja (20.319 frente a los 100.308 de 2017) que resulta inferior incluso al número de llegadas que se han registrado durante muchos meses individuales a lo largo de los últimos cinco años. Lo destaca la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) dependiente de la ONU, que en su último informe certifica también que, por el contrario, España ha dejado definitivamente atrás este verano tanto al país alpino como a Grecia en lo que respecta a este fenómeno, como lo demuestra que el 43% de los ingresos irregulares por mar se han contabilizado en nuestros puertos y costas: 32.022 de 73.696 a fecha 9 de septiembre.

6. Las malas prácticas de Cultura: cambia a dedo el jurado de un premio Nacional. Hasta la fecha, las polémicas relacionadas con los premios Nacionales se habían centrado en los galardonados. En 2010, Santiago Sierra rechazaba el de Artes Plásticas, en una carta remitida a la entonces ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, «porque este premio instrumentaliza en beneficio del Estado el prestigio del premiado (...) El Estado son ustedes y sus amigos. No me cuenten entre ellos, pues yo soy un artista serio». En 2012 fue el escritor Javier Marías quien hacía lo propio con el de Narrativa. Al parecer, su intención es no aceptar nunca un premio institucional. Dos años más tarde, se sumaban a la rebelión Colita (renunció al de Fotografía porque «la situación de la cultura y la educación en España es de pena, vergüenza y dolor de corazón») y Jordi Savall (lamentaba no poder aceptar el Nacional de Música «sin traicionar mis principios y mis convicciones más íntimas»).