El Gobierno foral prevé ahorrarse 28 millones con la reducción de empresas públicas

El consejero de Economía y Hacienda asegura que no habrá despidos, aunque no precisa cuál será el destino de los gerentes

PAMPLONA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno de Navarra espera ahorrarse unos 28 millones de euros al año con el plan que ha diseñado para reducir de 38 a 13 las empresas públicas de la Comunidad foral. El consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda, aseguró ayer que la drástica medida no conllevará despidos -actualmente hay más de 1.200 empleados en estas compañías-, aunque no precisó cuál será el destino de los gerentes.

La reestructuración, que se aprobará el próximo lunes en el consejo de Gobierno para su posterior remisión al Parlamento, supone un hondo recorte en el número de empresas públicas navarras del 66 por ciento. Según Miranda, es una iniciativa “única” por su alcance y por el consenso político con que cuenta.

De hecho, el consejero de Economía y Hacienda recordó que forma parte del acuerdo al que llegaron el Gobierno de UPN y el PSN para los Presupuestos de 2008. Y señaló que contará también con el voto favorable de Nafarroa Bai (NaBai), por lo que supuso que el plan tendrá al menos el respaldo de las tres mayores fuerzas políticas de Navarra en la Cámara foral.

Miranda destacó que la iniciativa implica “una ambiciosa estrategia de ahorro”, cuantificado en 28 millones de euros al año hasta 2013, aunque “no conllevará despidos” de los trabajadores ahora en plantilla. No obstante, no precisó cuál será el destino de los gerentes, de los que si dijo que son cargos de confianza del Gobierno de Navarra.

Actualmente, en las 38 empresas trabajan 1.265 personas: 926 de ellas fijas, 38 funcionarios en comisión de servicios y 301 eventuales, muchos de ellos de campaña. Las 13 empresas públicas que sobrevivirán atenderán otras tantas áreas sectoriales del Gobierno Foral. Así, SPRIN se transforma en una empresa dedicada a espacios temáticos de deporte y ocio como el Circuito de Navarra, Territorio Roncalia o el Pabellón Arena.

SODENA, por su parte, pasa a formar parte del área de promoción económica junto con Navarra Gestión para la Administración, Fondos Jóvenes Empresarios, Nafinco y Salinas, aunque ésta podría externalizarse.

El resto de áreas serán suelo y vivienda, con Nasursa, Nusiansa, Vinsa y Miyabi temporalmente; transportes y logística, con la Agencia Navarra de Logística y la Ciudad del Transporte de Pamplona; agroalimentación e infraestructuras, con la Ciudad Agroalimentaria de Tudela; agroalimentación y servicios, con Riegos de Navarra, Riegos del Canal y los ITG agrícola y ganadero; y medio ambiente, con Namainsa, Posusa, Viveros y Echauri Forestal.

Para infraestructuras locales queda Nilsa; en espacios culturales Baluarte, el Planetario y otros que se puedan incorporar; en educación y talento CNAI; para servicios y tecnología, Nasersa, Opnatel y Productos Informáticos de Navarra; en innovación y emprendedores se encuadran Anain, Cein, Start Up y Navelsa; y en el área de Hacienda, Tracasa y Gedesa.

Estas 38 empresas obtuvieron en 2009 unos ingresos conjuntos de 277,8 millones de euros, 186,2 de ellos procedentes de actividades propias y 91,6 del Gobierno por encomiendas (72,1) y subvenciones (19,5), lo que indica que “lejos de ser una rémora han sido un verdadero instrumento de creación de riqueza”, destacó Miranda. No obstante, el año pasado generaron unos gastos de 276 millones de euros, incluyendo aprovisionamientos, personal, explotación y costes. El próximo mes de septiembre concluirá el proceso de reestructuración, una vez que en marzo se presente en el Registro Mercantil para que éste emita el informe preceptivo.