El alcalde de Berriozar amenaza con denunciar por injurias al portavoz de UPN

Los regionalistas sostienen que el primer edil no cobró la pertinente tasa a Etxerat por usar el frontón municipal para el homenaje a un etarra

gorka moreno
pamplona Actualizado:

La polémica suscitada a raíz del homenaje a un etarra celebrado el pasado 8 de julio en la localidad navarra de Berriozar con el consentimiento del alcalde, Xabier Lasa, de Nafarroa Bai (NaBai), se avivó ayer después de que el primer edil amenazara con denunciar por injurias al portavoz municipal de UPN, Sergio Sayas, durante una Junta de Portavoces. Las palabras desafiantes de Lasa llegaron justo después de que ABC revelara que el grupo de familiares de presos de ETA Etxerat y él mismo disfrazaron el acto de “comida” popular, tal y como se desprende de la instancia presentada por el colectivo y del edicto de autorización emitido por el primer edil. Un homenaje que se celebró en el frontón de la escuela pública y en el que, según Sayas, el alcalde no cobró la pertinente tasa por usar las instalaciones del ayuntamiento -en el edicto no aparece referencia alguna al pago-.

La solicitud, redactada por una mujer cuya identidad responde a las iniciales O.R.F. en representación de Etxerat, se selló el 24 de mayo, pero el primer edil no dio su visto bueno hasta el 2 de julio, tan sólo seis días antes del homenaje. Una buena manera de evitar que UPN, PSN y CDN tuvieran constancia del consentimiento y pudieran paralizar o dar a conocer públicamente la convocatoria. Además, la autorización se tramitó mediante un edicto que sustituyó a la habitual resolución de alcaldía, mucho más accesible a cualquier ciudadano. “Le comunico que no existe inconveniente al efecto, por lo que se le concede el permiso solicitado”, apunta el texto.

Tensión en la Junta de Portavoces municipal

Éste fue uno de los temas que mayor irritación provocó a Lasa, que se ha visto acorralado tras hacerse públicos los detalles de la celebración. Aunque fuentes municipales afirmaron que “hasta la fecha no hay constancia alguna del abono de la tasa”, el primer edil trató de defenderse “amenazando con una denuncia”, explicó el portavoz municipal de UPN, que ha presentado una moción exigiendo la reprobación del alcalde por sus constantes apoyos a la ilegalizada ANV y el entorno proetarra y por cómo “se ha situado mucho más cerca de quienes no condenan un solo atentado que de sus víctimas”. La moción, que contará con el respaldo de los seis concejales de UPN, PSN y CDN -los mismos que suman NaBai y ANV-, se debatirá en el pleno posterior a las fiestas berriozartarras, que comienzan el próximo día 25. Y sólo podrá aprobarse si la concejala de Izquierda Unida la secunda.

“El alcalde está permitiendo que ANV dirija la política municipal, lo que afecta a la vida diaria de muchos vecinos. Hay gente que todavía tiene miedo, gente que no puede salir a la calle con total libertad. Y eso es inadmisible”, resaltó Sayas.

En la misma línea se pronunció el socialista José Antonio Navidad, quien exigió una “disculpa pública” de Lasa. “El alcalde ya ha ofendido a las víctimas del terrorismo en otras ocasiones. Como sucede en otras localidades, NaBai está más preocupada por hacer brindis por los presos etarras que por resolver los problemas de la gente. Sus líderes ya se han quitado la careta”, subrayó.

Asimismo, desde CDN se criticó con dureza cómo el primer edil “está utilizando al pueblo en su propio beneficio personal, partidista y electoral”. “Nos parece execrable que esa utilización sea para apoyar las iniciativas de movimientos que respaldan a los terroristas”, apuntaron fuentes del partido.

Lanzamiento del cohete

Además, Lasa volvió a tomarse la justicia por su mano al negar a PSN el lanzamiento del cohete en las fiestas como en teoría le correspondía y a pesar de que los socialistas pretendían ceder el honor a algún colectivo popular. En su lugar, el primer edil anunció que otorgará el privilegio al grupo musical Marea, muy querido en la localidad. Ya en 2009, Lasa aprobó que fueran los tres concejales de la entonces ilegalizada ANV quienes se encargaran del chupinazo, aunque finalmente el “kiliki negro” prendió la mecha ante los vítores de los ediles proetarras.