UPN, PSN y CDN exigen la reprobación del alcalde de Berriozar por el homenaje a un etarra

Las tres formaciones denuncian que Xabier Lasa, de NaBai, autorizó un acto con el que se ha posicionado, una vez más, al lado de los terroristas

PAMPLONA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un encierro consentido de los concejales no adscritos de ANV en pleno ayuntamiento, un homenaje a un etarra autorizado bajo el disfraz de una “comida popular”, una ausencia más que criticable en el décimo aniversario del asesinato del subteniente Francisco Casanova a manos de ETA… La localidad navarra de Berriozar ha vuelto a ser noticia por los “constantes apoyos” que el alcalde, Xabier Lasa, de Nafarroa Bai (NaBai), ha brindado a ANV y el entorno proetarra y por cómo ha “se ha situado mucho más cerca de quienes no condenan un solo atentado que de sus víctimas”. De ahí que UPN, PSN y CDN hayan movido ficha para tratar de sacar adelante una reprobación del pleno municipal al primer edil.

La moción, registrada por UPN y que contará con el seguro respaldo de los seis concejales que suman estas tres formaciones -los mismos que NaBai y ANV juntos- sólo podrá aprobarse si la representante de Izquierda Unida (IU) la secunda. La fecha de la votación se conocerá mañana tras la celebración de la Junta de Portavoces municipal.

“El alcalde está permitiendo que ANV dirija la política municipal, lo que afecta a la vida diaria de muchos vecinos. Hay gente que todavía tiene miedo, gente que no puede salir a la calle con total libertad. Y eso es inadmisible”, subrayó el portavoz de UPN en el consistorio berriozartarra, Sergio Sayas.

En la misma línea se pronunció el socialista José Antonio Navidad, quien exigió una “disculpa pública” de Lasa. “El alcalde ya ha ofendido a las víctimas del terrorismo en otras ocasiones. Como sucede en otras localidades, NaBai está más preocupada por hacer brindis por los presos etarras que por resolver los problemas de la gente. Sus líderes ya se han quitado la careta”, denunció. Asimismo, desde CDN se criticó con dureza cómo el primer edil “está utilizando al pueblo en su propio beneficio personal, partidista y electoral”. “Nos parece execrable que esa utilización sea para apoyar las iniciativas de movimientos que respaldan a los terroristas”, apuntaron fuentes del partido.

Contenido de la moción

Entre otros guiños de Lasa a los proetarras, la moción denuncia que el pasado 8 de julio, el colectivo pro presos de ETA Etxerat celebró en el frontón de la escuela pública municipal un homenaje al terrorista Zigor Larredonda con la autorización expresa del alcalde, publicada ayer por ABC y en la que Etxerat y el propio Lasa se limitaban a hablar de una comida popular. El terrorista fue condenado en 2004 a nueve años de prisión por colaborar con el comando Barcelona, al que se atribuyen los asesinatos del ex ministro socialista Ernest Lluch, el del guardia urbano de Barcelona Juan Miguel Gervilla y dos contra concejales del PP.

Además de “no cobrar las pertinentes tasas por usar unas instalaciones municipales”, Lasa permitió el homenaje a través de un edicto de autorización -mucho menos accesible que la habitual resolución de Alcaldía- y tan sólo seis días antes de que se celebrara, a pesar de que la petición se había registrado en mayo. La oposición no tuvo margen de maniobra y conoció la noticia del acto quince días después de su celebración gracias a un portal de internet de marcado signo abertzale.

El cohete del 25 de agosto

Tras la Junta de Portavoces de mañana se prevé que Lasa anuncie quién lanzará el cohete en las próximas fiestas municipales, que comenzarán el día 25 de este mes. En principio, este año le toca el turno a PSN, quien tiene la intención de ceder el privilegio a algún colectivo de carácter popular. No obstante, no se descarta que el alcalde “se salte a la torera la teoría una vez más” como ya sucedió el año pasado. En aquella ocasión, concedió el protagonismo en el chupinazo a la ya entonces ilegalizada ANV, aunque finalmente fue el “kiliki negro” quien prendió la mecha ante los vítores de los tres ediles proetarras de Berriozar.