Uxue Barkos en su comparecencia de esta mañan
Uxue Barkos en su comparecencia de esta mañan - Pablo Ojer
Elecciones Navarra

Uxue Barkos acepta el ofrecimiento del PSN de negociar pero quiere incluir a Bildu

Los nacionalistas extienden la negociación a los ayuntamientos

PamplonaActualizado:

“Geroa Bai va a estar en la composición de ese nuevo Gobierno para continuar con las políticas progresistas”, ha afirmado esta mañana la dirigente nacionalista Uxue Barkos. Con esta rotundidad, la líder de la marca navarra del PNV ha aceptado la invitación de la secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, para mantener conversaciones en la búsqueda de “un gobierno progresista”.

Eso sí, Barkos ha admitido que los resultados de las elecciones del pasado domingo han cambiado a los protagonistas y que no le corresponde a ella dirigir las negociaciones. “Hay que tener sentido de la realidad y no se puede pretender asumir lo que las urnas no han dicho”, ha afirmado la nacionalista en respuesta a la propuesta del líder de Bildu Arnaldo Otegi de que sea ella quien encabece las negociaciones para la conformación de un nuevo Gobierno.

Pero sí que ha expresado su deseo de que, en ese posible nuevo Gobierno de Navarra liderado por los socialistas al ser la segunda fuerza política, esté incluido Bildu. “Si a Uxue le correspondiera liderar esas negociaciones, en ningún momento pondría líneas rojas. El objetivo final debería ser conformar una mayoría absoluta”, ha afirmado. Y esa mayoría absoluta pasa indefectiblemente por Bildu ya que la unión del PSN con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra no alcanza los 26 parlamentarios necesarios para ser mayoría en la cámara foral.

Eso sí, la todavía presidenta de Navarra, ya ha anunciado que “Uxue Barkos no estaría en un Gobierno liderado por María Chivite”, aunque sí continuaría trabajando por la conformación de un Ejecutivo en el que estuviera la formación nacionalista.

Y aún ha ido más allá, y ya ha propuesto que el posible acuerdo con los socialistas, para el que, recordemos, es imprescindible el visto bueno de Bildu, vaya más allá del Gobierno de Navarra. “La vocación de Geroa Bai es dotar de estabilidad a las principales instituciones navarras, y ahí entran los ayuntamientos”. En este sentido, si bien en Tudela, el segundo ayuntamiento de la Comunidad Foral, la coalición constitucionalista Navarra Suma logró la mayoría absoluta, en Pamplona la misma coalición se quedó tan sólo a 339 votos de alcanzar dicha mayoría, por lo que el resto de partidos ya han iniciado la batalla por sumar el respaldo de toda la oposición para impedir que el partido mayoritario consiga el bastón de mando.