Los radicales han hecho un agujero en la puerrta de la derecha Pablo Ojer
Pamplona

Los radicales abertzales ocupan por el tercera vez el palacio que utilizan como ‘gaztetxe’

Cortan con radiales una de las puertas que había sido cerrada con chapas metálicas

PamplonaActualizado:

Los radicales abertzales han vuelto a ocupar esta noche el Palacio del Marqués de Rozalejo, en pleno centro de Pamplona, que venían utilizando en los últimos quince meses como ‘gaztetxe’, un centro juvenil abertzale en el que realizar sus actividades, barra de bar incluido, de forma ilegal.

El Palacio de Marqués de Rozalejo fue ocupado por primera vez en septiembre de 2017. En agosto de 2018 fueron desalojados, pero ese mismo día volvieron a entrar. De nuevo el pasado 8 de enero fueron desalojados ante el deterioro que había sufrido el edificio, que, según los técnicos del Gobierno de Navarra, tenía serios riesgos de derrumbe, de incendio por las deficitarias instalaciones eléctricas y de caídas al vacío. Por ello, y para evitar la entrada otra vez, cerraron las puertas con cemento. Tras el intento de entrada del pasado 10 de enero, una de las puertas se reforzó con chapas metálicas.

Sin embargo, de nada ha servido todos los intentos por mantener cerrado el edificio. Al término de una manifestación que ha recorrido hoy el centro de Pamplona y a la que han acudido miles de personas, navarras y también procedentes de otras provincias, un grupo de radicales ha accedido al edificio por el tejado. Han pasado de un tejado al otro y han hecho un agujero que les ha permitido entrar.

Manifestación a favor de los radicales
Manifestación a favor de los radicales - Pablo Ojer

Mazas y radiales

Tras desplegar una pancarta de grandes dimensiones ante la presencia de cientos de personas en la plaza de Navarrería, donde se sitúa el palacio, han bajado a la planta baja y con mazas han reventado el cemento que reforzaba la puerta. Posteriormente, y ante el alborozo de los asistentes que seguían la reapertura del edificio mediante el sonido de las mazas, han cortado las chapas con unas radiales con las que han hecho un agujero que ha permitido la entrada de decenas de jóvenes que celebraban con alboroza el incumplimiento del precinto del edificio.

A pesar del temor que existía desde hacía días de que intentaran volver a entrar en el edificio, perteneciente al Gobierno de Navarra, en ningún momento ha hecho acto de aparición la Policía Foral a pesar de que la apertura de la puerta ha durado más de una hora.

Tampoco la Policía Nacional, que vigilaba en todo momento la plaza de Navarrería ha intervenido en ningún momento. Los cientos de personas que llenaban la plaza seguían los hechos al ritmo de la música, sin provocar disturbios en la calle, donde tienen competencia los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Tan solo tres encapuchados han atacado unos cajeros automáticos al término de la manifestación. En pocos segundos han llegado a inutilizarlos.

Fricción en el cuatripartito

La ocupación del Palacio del Marqués de Rozalejo ha sido motivo de fricción entre los socios de Gobierno que dirigen la Comunidad Foral de Navarra en los últimos días. Tanto Podemos como, sobre todo Bildu, han sido contrarios a la expulsión de los radicales del edificio. Sobre todo han protestado por la presencia de la Policía en la zona durante la semana pasada que trataban de defender a los vecinos de las tres noches de disturbios que vivió el centro de Pamplona por el desalojo. También Podemos se ha mostrado contrario al desalojo ya que nunca han rechazado la ocupación de edificios.