Un momento de la reunión de hoy - Pablo Ojer | Vídeo: EP
Negociaciones Navarra

El PSN quiere un Gobierno monocolor pero se muestra «abierto a estudiar» la coalición que quiere Geroa Bai

Socialistas y nacionalistas comienzan a negociar la forma de Gobierno en Navarra

PamplonaActualizado:

El PSN ha entregado esta mañana un documento al resto de sus posibles socios de Gobierno con un planteamiento sobre el organigrama que debería tener el próximo Ejecutivo Foral. Tras una reunión que apenas ha durado 15 minutos, las cuatro fuerzas que el pasado 5 de julio acordaron un programa de Gobierno, PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra, se volverán a reunir este jueves.

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha defendido que “queremos un Gobierno socialista”, pero de inmediato ha matizado que “estamos abiertos a otros acuerdos”. Y es que los nacionalistas de Geroa Bai prefieren un Gobierno de coalición. “No un Gobierno de cuotas, pero sí de responsabilidades compartidas que cuente con la experiencia que acredita Geroa Bai”, ha explicado la integrante de la coalición nacionalista, Itziar Gómez. Incluso ha sido tajante al afirmar que “el próximo Gobierno de Navarra tendrá que contar con personas de Geroa Bai”. Se da la circunstancia que la fórmula que plantean los nacionalistas es exactamente la misma que rechazaron en el año 2015 cuando quien quería entrar era Bildu.

Aparte de recibir la propuesta socialista, la reunión mantenida hoy también ha servido para que los nacionalistas hayan rectificado a los socialistas. El pasado día 8 la candidata y secretaria general socialista, María Chivite, se mostró abierta a mantener una reunión con el constitucionalista Javier Esparza para lograr su abstención y así no depender de Bildu en la investidura.

Sin embargo, después de la reunión de hoy, Ramón Alzórriz ha sido tajante: “El PSN ha transmitido a los socios que no vamos a hablar con Navarra Suma. No se merece hablar con un partido que nos calumnia permanentemente”.

Primero Sánchez

Sin embargo, por muy rápido que parece que avanzan las negociaciones, el programa de Gobierno necesitó solo cuatro días de negociaciones, todo apunta a que el acuerdo definitivo en Navarra no llegará antes del proceso de investidura de Pedro Sánchez.

El mismo secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos ha explicado que “el día 5 acordamos el ‘qué’; hoy comenzamos a negociar el ‘cómo’ y todavía faltaría el ‘quién’”. Es decir, aunque el mismo jueves acordaran la fórmula de gobierno deseada, todavía faltaría poner nombres y apellidos a los cargos.

El secretario de Organización socialista ha aclarado también que la consulta a las bases de cada partido para que refrenden el acuerdo será después de que se alcance el acuerdo completo. Por lo tanto, en ningún caso se producirá antes de que Sánchez sea sometido al proceso de investidura. Si éste fracasara y se convocaran nuevas elecciones generales para noviembre, podría influir en las negociaciones del Gobierno de Navarra por mucho que se empeñen en deslindar una negociación de otra.