PP y UPN no irán al chupinazo de Villava si lo tira ANV

ALBERTO LARDIÉS | PAMPLONA
Actualizado:

PP y UPN anunciaron ayer que no acudirán al chupinazo que da inicio de las fiestas de Villava el próximo sábado si algún miembro de ANV prenda la mecha. El encargado de encomendar esa tarea es el alcalde, Peio Gurbindo, de NaBai, que de momento no ha concretado quién será el lanzador. Regionalistas y populares temen que se avecina un bochorno similar al de Berriozar, donde el pasado agosto los proetarras protagonizaron el inicio de las fiestas.

Tras el esperpento acaecido en Berriozar y por el que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha citado a declarar a los tres ediles de ANV, tanto en UPN como en el PP de Villava se temen que se repita una situación similar.

Ayer, los primeros en advertir su renuncia a acudir al chupinazo si lo tira ANV fueron los populares. En un comunicado firmado por la edil en Villava, Amaya Zarranz, recordaron que a falta de dos días para el inicio de las fiestas, todavía se desconoce quién lanzará el cohete y afirmaron que se teme que «esto se debe a que el alcalde, Peio Gurbindo, va a conceder dicho lanzamiento a algún representante del ilegalizado grupo de ANV, que ya no existe como tal en el Ayuntamiento».

«Palabras huecas»

El PP navarro advirtió al alcalde de que ANV está ilegalizada porque sus concejales no condenan el terrorismo y amparan a la banda terrorista ETA con su apoyo, son los representantes de ETA-Batasuna en los ayuntamientos, «y por eso no pueden lanzar el cohete de Villava, no se les puede conceder el honor de representar a Villava en un acto como éste».

Asimismo, los populares recordaron que el alcalde tiene ahora la oportunidad de demostrar que «lo que afirma cuando hay atentados terroristas, sus palabras de repulsa y condena, no son palabras huecas y sin sentido».

Por ello, le emplazaron a «ser coherente con esa repulsa, y a no conceder el lanzamiento del cohete a quienes no condenan los asesinatos de ETA». Los populares abogan por «unas fiestas en paz», pero afirman que no «legitimará» con su presencia en el Ayuntamiento «una acción que no sólo es inmoral, sino que es una burla y un escarnio hacia las víctimas del terrorismo y hacia los que arriesgan su vida todos los días para acabar con esta lacra».

El grupo municipal de UPN se sumó a la iniciativa. Los regionalistas recordaron que el alcalde todavía no ha anunciado quién lanzará el cohete, pero afirmaron que todo apunta a que hoy, en Junta de Portavoces, «designará a la ilegal ANV para tal cometido, cuando falte menos de un día para el comienzo de las fiestas».