María Chivite, durante su ronda de contactos para tratar de formar gobierno con una representación de Podemos
María Chivite, durante su ronda de contactos para tratar de formar gobierno con una representación de Podemos - EFE

Podemos eleva el pulso y exige entrar en el Gobierno de Navarra para apoyar a la socialista María Chivite

La formación morada considera «imprescindible su presencia» en el nuevo Ejecutivo de la comunidad foral para respaldar la investidura de la candidata del PSOE

PamplonaActualizado:

En la línea marcada por Pablo Iglesias con el Gobierno central y continuada por Raquel Romero en La Rioja, Podemos Navarra también exige consejerías en el futuro Gobierno de Navarra que están negociando los socialistas encabezados por María Chivite con Geroa Bai, Izquierda Ezkerra y los morados.

El Consejo Político de Podemos Navarra ha analizado esta mañana el documento presentado ayer por los socialistas donde se hacía una propuesta de organigrama del futuro Gobierno. En el texto aprobado esta mañana, la formación liderada en Navarra por Eduardo Santos exige «de forma clara y decidida» «la presencia de consejeros o consejeras de la formación morada en el próximo Consejo de Gobierno, tal y como expresó la ciudadanía navarra al no dar la mayoría a ninguna formación y optar por Gobiernos de coalición y entendimiento entre fuerzas diferentes».

Ayer, el secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ya mostró su preferencia por conformar «un gobierno socialista» en Navarra. Pero dado que Geroa Bai había exigido la entrada de su gente en el Ejecutivo, los socialistas cedieron y se mostraron dispuestos a «estudiar las otras fórmulas». Así que se abrió la espita y ahora todos los partidos quieren aprovechar la minoría en que se encuentra María Chivite, ya que cuenta con 11 de los 50 parlamentarios.

De hecho, en las pasadas elecciones forales del 26 de mayo, Podemos logró tan solo 2 parlamentarios de los 50. Los morados se dieron un gran batacazo tras caer de 7 representantes que tenía la pasada legislatura a solo 2. Pero la debilidad con la que María Chivite pretende hacerse con la presidencia de Navarra, puede llevar a los morados a una cuota de poder que no consiguió la pasada legislatura con mucha mayor representación. En el Gobierno de Uxue Barkos no hubo consejeros de partido sino propuestos por los partidos que conformaron el cuatripartito. Ahora todos quieren poner a su gente en los sillones del Consejo de Gobierno navarro.

Amenazas

De hecho, Podemos Navarra ya comienza a amenazar el Gobierno de María Chivite sin que éste se haya constituido todavía. «Desde el primer momento, Podemos Navarra ha dejado claro que el proceso constaba del qué, del cómo y del quién y que será sobre la fotografía global final cuando se tome la decisión de firmar el acuerdo de legislatura o no hacerlo», afirma el texto.

El pasado 5 de julio, las cuatro fuerzas que negocian el próximo Gobierno alcanzaron un Acuerdo de Gobierno, el «qué» del texto de Podemos. Esta semana se está negociando el «cómo» será ese Gobierno, si de coalición, solo socialista con cargos intermedios de otros partidos, etc. Pero Podemos ya amenaza que si no hay gente de los suyos en el «quién», las ilusiones de María Chivite se pueden ir al traste.

Y todas estas exigencias y amenazas para alcanzar tan solo un Gobierno en minoría sobre el que Bildu tendrá siempre la última palabra ya que sus votos, sean positivos o de abstención, son imprescindibles para que María Chivite obtenga la investidura.