El Parlamento de Navarra durante el debate de hoy
El Parlamento de Navarra durante el debate de hoy - Pablo Ojer
Navarra

El Parlamento debatirá la ley de abusos policiales a pesar de las advertencias de su inconstitucionalidad

Los propios servicios jurídicos de la Cámara consideran que la nueva ley incumple la sentencia que anuló la norma de 2015

PamplonaActualizado:

Los votos del cuatripartito, Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra han sido suficientes para que el Parlamento de Navarra haya aprobado continuar la tramitación de la nueva proposición de Ley Foral de reconocimiento y reparación de las víctimas por actos de motivación política provocados por grupos de extrema derecha o funcionarios públicos.

Esta Ley pretende sustituir la Ley Foral de 2015 que fue anulada por el Tribunal Constitucional el pasado mes de julio porque “invadía funciones propias de la jurisdicción penal”, es decir, pretendía decir qué son delitos y qué no lo son. Para salvar la resolución del Constitucional, el cuatripartito se limitó a añadir a la ley anulada la afirmación de que este “reconocimiento y reparación” no tenía un carácter punitivo, sino simplemente administrativo.

Según la propia proposición de ley, el nuevo texto “tiene por objeto promover el reconocimiento y reparación de las víctimas generadas por la acción violenta de funcionarios públicos o grupos de extrema derecha, en aras a su equiparación con lo que, a efectos de la declaración como damnificado, se establece en la Ley Foral 9/2010 de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo. Es decir, pretende equipararles a las víctimas del terrorismo.

Inconstitucionalidad

Sin embargo, un informe jurídico elaborado por los servicios del propio Parlamento de Navarra advertía de que el nuevo texto “contraviene la doctrina del Tribunal Constitucional fijada en la sentencia 85/2018”, es decir, la que anuló la ley de 2015. La nueva proposición de Ley Foral insiste en la creación de una comisión que determine quién es víctima y quién no y el informe defiende que existe una "posible interferencia de las potestades de investigación atribuidas a la comisión de reconocimiento con las funcioines de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, propias de los juzgados".

A pesar de las advertencias de que posiblemente la nueva ley volverá a ser considerada como inconstitucional, Bildu se empeñó en que la tramitación tenía que continuar su curso. Y sus socios de cuatripartito le hicieron el seguidismo y hoy han aprobado su debate en el Parlamento de Navarra.

El cuatripartito ha defendido la tramitación de esta nueva ley porque “estas víctimas no han tenido nunca justicia ni reparación”, ha explicado la portavoz de Izquierda Ezkerra, Marisa de Simón. Pero más sangrante ha resultado la parlamentaria de Bildu, Bakartxo Ruiz, quien ha criticado que “algunos sigan negando la realidad y negando que haya víctimas del Estado”. Es la misma parlamentaria que se niega a condenar los asesinatos de la banda terrorista ETA.

Aunque el PSN se posicionó a favor de la ley de 2015, en esta ocasión se ha abstenido sobre la tramitación de la nueva porque “se sigue tentando la legalidad y tiene visos de inconstitucional”, ha defendido Inma Jurío. Por eso, ha considerado que “esta ley lo único que va a conseguir es que esas víctimas no sean reconocidas por los poderes públicos”.

Claramente en contra se han mostrado UPN y PP. Para los regionalistas, “esta ley forma parte de la batalla del relato y el blanqueo”, ha considerado Carlos García Adanero. Y ha acusado al cuatripartito de buscar la confrontación al tramitarla para que sea recurrida por el Estado.

La portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, por su parte, ha tachado la proposición de ley de “vergonzosa” y ha acusado a las cuatro fuerzas que sustentan al Gobierno de Navarra de “arrojar sombras sobre un pilar tan básico de una sociedad democrática como son los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”.