La secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, durante una comparecencia
La secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, durante una comparecencia - Pablo Ojer
Elecciones Navarra

María Chivite (PSN) llama a los nacionalistas vascos para conformar un Gobierno en Navarra

La semana que viene mantendrán una ronda de contactos con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra

PamplonaActualizado:

No ha tardado mucho en seguir las palabras del dirigente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Eguibar. La candidata a la presidencia del Gobierno de Navarra y secretaria general de los socialistas, María Chivite, ha llamado esta misma mañana a la candidata nacionalista Uxue Barkos para “construir un Gobierno de progreso”.

La llamada se ha extendido también a los dirigentes de Podemos, Eduardo Santos, y de Izquierda Ezkerra, la marca navarra de Izquierda Unida, para mantener una ronda de contactos que se celebrará la semana que viene. Según los socialistas, esta ronda “se hará desde la voluntad de llegar a un acuerdo sobre propuestas que permitan el impulso y desarrollo de la comunidad y atender las principales preocupaciones de la ciudadanía”.

De esta forma, los socialistas navarros, que obtuvieron 11 escaños en las elecciones del pasado domingo, ignoran a la formación mayoritaria y constitucionalista, Navarra Suma, que obtuvo 20 parlamentarios y se echa en brazos de los nacionalistas vascos para formar un Gobierno en el que será imprescindible el visto bueno de Bildu, a pesar de que el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, afirmó el pasado lunes que no pactarían con los abertzales.

Chantaje

El martes, el dirigente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Eguibar, presionó al Gobierno de Pedro Sánchez al afirmar que lo que suceda en Navarra “condicionará” los acuerdos en el Congreso de los Diputados y lanzó una sutil amenaza, “la pregunta es quién necesita a quién y dónde”. Instó al presidente del Gobierno a que “si quiere negociar, ya sabe que deberá hablar directamente con nosotros”. Unas palabras tachadas de "chantaje" por los dirigentes de Navarra Suma. No ha tardado ni 48 horas en obedecer el mandato nacionalista puesto que Geroa Bai es la marca navarra del PNV.

Tras el recuento de los votos de ayer, en Navarra hay una mayoría constitucionalista, Navarra Suma, formada por UPN, PP y Ciudadanos, que obtuvo 20 escaños, uno más que el cuatripartito que ha gobernado la Comunidad foral esta legislatura formada por Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra. Con estos números, si María Chivite quiere convertirse en presidenta del Gobierno de Navarra, no tiene más remedio que aceptar, como mínimo, la abstención de Bildu. Y el alcalde de Pamplona en funciones y miembro de Bildu, Joseba Asirón, ya dijo el martes que la formación abertzale no daría un cheque en blanco a los socialistas.