Uno de los dos hijos implicados en el crimen de Cáseda, al que, tras salir en libertad, la Policía Foral ha llevado a un lugar pactado con quien va a recogerle
Uno de los dos hijos implicados en el crimen de Cáseda, al que, tras salir en libertad, la Policía Foral ha llevado a un lugar pactado con quien va a recogerle - PABLO OJER

Los hijos implicados en el crimen de Cáseda quedan en libertad aunque aún no se ha esclarecido la autoría de los disparos

El juzgado toma medidas de protección para los implicados que ya se encuentran en libertad

AOIZActualizado:

Los dos hijos implicados en el crimen que el pasado martes causó la muerte por disparos de tres personas en la localidad navarra de Cáseda han quedado en libertad, aunque el propio juez instructor reconoce que «aún resta un dilatado número de diligencias por practicar para el esclarecimiento de los hechos y el descubrimiento de la participación concreta de todos investigados en los mismos». Aunque, al mismo tiempo, reconoce que «se desconoce por el momento, con una rotundidad que permita atribuir unos indicios racionales de criminalidad serios, la participación concreta» de los hijos.

No obstante, el juez recuerda en su auto que la prisión provisional «no puede decretarse por el Juez Instructor de oficio sino tan solo a instancia de parte y, en consecuencia, para el resto de los investigados, no cabe otro pronunciamiento que la libertad provisional», puesto que ninguna de las partes ha solicitado la prisión de los jóvenes.

Incluso, el juez ha decretado una serie de medidas con la finalidad de proteger a los encausados. Así, todas las notificaciones hacia los dos jóvenes serán enviadas al despacho de abogados que les defiende en este caso, de manera que no se conozca el domicilio en el que vivirán a partir de hoy, una vez que han salido en libertad.

Además, «la pieza de situación personal donde se refleje el Juzgado ante el que los investigados cumplan con esta medida cautelar permanecerá separada materialmente de la causa, no accederá al sistema informático y a ella no tendrá acceso una posible y futura acusación particular, si la hubiera». De esta forma se trata de preservar al máximo posible el anonimato y la situación personal de los dos implicados para que no puedan sufrir una posible venganza.

Prisión sin fianza

Quien no tendrá ese tipo de medidas de protección será el padre de la familia, ya que el juez ha decretado su ingreso en prisión provisional y sin fianza, tal y como había solicitado la fiscalía.

Para ello, el juez hace alusión a la gravedad de los hechos ya que pena por tres homicidios puede ser elevada. Advierte también del riesgo de fuga, ya que el mismo día de autos, los implicados trataron de huir y no depusieron su actitud hasta que fueron detenidos por la Policía Foral y la Guardia Civil.

Pero sobre todo, considera que debe ingresar en prisión por el peligro de reiteración delictiva, de que «en caso de quedar en libertad, podría tratar de arremeter, de nuevo, contra la familia de los fallecidos». El juez recuerda que «antes de la perpetración del triple crimen, mantuvo conversaciones con el hijo y hermano de las víctimas, J. J., en las cuales amenazó tanto a él como a su círculo familiar más próximo, acudió a Cáseda, armado y preparado para entrar en un enfrentamiento abierto y violento y, visto el resultado del fallecimiento de tres miembros de la familia, nada hace pensar que el padre no fuera capaz de materializar sus amenazas, en caso de quedar en libertad».

A las 16 horas, los tres acusados del crimen de Cáseda han salido de los juzgados de Aoiz. El padre ha sido conducido directamente a la cárcel de Pamplona para su ingreso en prisión, mientras que los dos hijos han sido trasladados en un furgón de la Policía Foral a un lugar indeterminado.

El padre de la familia implicada en el triple crimen de Cáseda, esposado
El padre de la familia implicada en el triple crimen de Cáseda, esposado - PABLO OJER
Uno de los dos hijos implicados en el crimen de Cáseda
Uno de los dos hijos implicados en el crimen de Cáseda - PABLO OJER