El presidente de UPN y candidato de Navarra Suma a la presidencia del Gobierno foral
El presidente de UPN y candidato de Navarra Suma a la presidencia del Gobierno foral - Pablo Ojer
Investidura Pedro Sánchez

Esparza (UPN) ofrece el «sí» a Sánchez de sus dos diputados «si el PSOE se separa de Bildu y Geroa Bai»

Las dos fuerzas nacionalistas votan en contra de rechazar los «brindis por los presos» y las fiestas contra la Guardia Civil

PamplonaActualizado:

El presidente de Unión del Pueblo Navarro, Javier Esparza, ha ofrecido este martes el voto positivo de sus dos representantes en el Congreso de los Diputados a la investidura de Pedro Sánchez “si el PSOE se separa de Bildu y Geroa Bai”. Hasta el momento, se había propuesto para “investigar las posibilidades” e incluso llegó a ofrecer la abstención de sus diputados, pero hoy ha ofrecido directamente el voto favorable, algo que puede ser esencial para la investidura de Sánchez después de las diferencias que se han agudizado con Podemos.

Geroa Bai es la marca navarra del PNV y los dirigentes nacionalistas, empezando por su presidente, Andoni Ortúzar, ya han vinculado en más de una ocasión lo que suceda en Navarra a su apoyo o rechazo a la investidura de Pedro Sánchez. En Navarra, el PSN está manteniendo conversaciones en un estado ya avanzado para conformar un cuatripartito con nacionalistas y Podemos que necesitaría de forma imprescindible el visto bueno de Bildu. Con esta propuesta, Esparza pretende evitar la dependencia de los socialistas, tanto en Navarra como a nivel nacional, del nacionalismo vasco y, sobre todo de Bildu.

El propio portavoz de Bildu en el Parlamento de Navarra, Adolfo Aráiz, ha afirmado esta mañana que “no hemos decidido el voto, pero si quiere nuestro apoyo, por acción o por omisión, tendremos que saber qué va a pasar con la política fiscal, el mapa local, la política lingüística… y tendrá que haber una interlocución directa, no enterarnos por la prensa”.

El PSN se ha negado en todo momento a mantener contacto alguno con Bildu, pero el resto de fuerzas en el Parlamento de Navarra, Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra, han recordado a los socialistas que sin la abstención o el voto favorable de los abertzales, es imposible el gobierno que pretende la candidata socialista, María Chivite.

Pero tampoco es necesaria una interlocución directa. El pasado jueves mismo, en la formación de la Mesa del Parlamento de Navarra, los socialistas accedieron a los requerimientos de Bildu a través de Geroa Bai. El propio Adolfo Aráiz ha confirmado esta mañana que “el PSN tuvo que entender que o aceptaba que Bildu tuviera una representación en la Mesa o se le presentaba un panorama muy negro”.

Sin rechazo de la violencia

Y es que las coincidencias entre los nacionalistas son numerosas más allá de los asuntos identitarios o culturales. Esta mañana, sin ir más lejos, tanto Bildu como Geroa Bai han votado en contra de rechazar los llamados ‘brindis por los presos’ que se celebran en las fiestas de las localidades del País Vasco y Navarra, “ni otras manifestaciones como la exhibición de personas condenadas por terrorismo en lugares destacados de los espacios públicos de la fiesta”. También se han negado a condenar actos como los ‘ Ospa Eguna’ que se celebran en Alsasua, donde se celebran actos por la “huida” de la Guardia Civil en el último sábado de agosto, y de la Policía Foral, que se ha celebrado este fin de semana. En dichas fiestas incluso se llega a quemar muñecos que representan a agentes de ambos cuerpos.

La excusa de Geroa Bai para votar en contra de estos actos ha sido que suponía una reiteración del primer punto de la Declaración Institucional que rechazaba “la utilización de espacios festivos en los que se promuevan expresiones de odio tales como homenajes a terroristas excarcelados con la consiguiente ofensa y exclusión para las víctimas de los asesinatos”.

A este respecto, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha advertido que “no es redundante la condena de la violencia” y aunque ha agradecido el voto favorable del PSN al rechazo, “les decimos que no se puede pactar con esta gente”.