Los militares vuelven a salir a la calle contra la ministra Chacón

Se manifestarán el sábado contra la Ley de la Carrera Militar y de Derechos y Deberes

MADRID Actualizado:

Los militares saldrán por cuarta vez a la calle el próximo sábado para protestar contra dos de los proyectos más importantes que ha puesto en marcha la ministra de Defensa, Carmen Chacón: la Ley de la Carrera Militar, ya en vigor, y la Ley de Derechos y Deberes, actualmente en periodo de tramitación parlamentaria en el Congreso. Esta protesta se concretará en una concentración a las doce de la mañana frente al Ministerio de Defensa, organizada por la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), según ha anunciado esta manaña en una rueda de prensa el secretario general, Mariano Casado.

Esta asociación espera una masiva asistencia a la concentración, que podría superar las dos mil quinientas personas que participaron en la última protesta del 13 de diciembre del pasado año, que se celebró en este mismo lugar. Los militares no podrán asistir de uniforme, pero Casado ha apuntado que podrían llevar algún distintivo para hacer patente su malestar.

La protesta recoge el malestar contra la Ley de la Carrera Militar

Lo que sí se ha dado a conocer es que otras organizaciones, como la AUGC, la Unión de Oficiales, el Sindicato Unificado de Policía y sindicatos como UGT y CC.OO. apoyarán la protesta. Además, está prevista la intervención de veteranos de la guerra de Afganistán e Irak.

La protesta recoge el malestar existente en las Fuerzas Armadas contra esta Ley de la Carrera Militar que, como señaló Casado, puede convertir en un "caos" el estamento militar, si se admiten los miles de recursos que se han interpuesto, sobre todo contra el nuevo escalafonamiento. En este sentido, señaló que la última comparecencia parlamentaria de la subsecretaria para explicar la aplicación de la Ley "no ha satisfecho ninguna expectativa por lo que es razonable volver a la calle". En el manifiesto que se leerá al finalizar la concentración se pide "una total revisión de la ley".

En relación a la Ley de Derechos y Deberes, Casado destacó que es un "protocolo de prohibiciones" y que el Gobierno no ha tenido en cuenta sus aportaciones.