El secretario de Estado de Turismo - Joan Mesquida- y la viceconsejera vasca de Comercio y Tursimo - Pilar Zorrilla-. - Telepress

Del «Goodbye, Spain» al «I need Spain»

Por primera vez, Euskadi venderá su imagen turística en Europa a través de la marca España, poniendo fin a la línea separatista marcada por anteriores gobiernos nacionalistas

ITZIAR REYERO
BILBAO Actualizado:

El cambio de Gobierno en Ajuria Enea y la necesidad de un mejor aprovechamiento de los recursos públicos dada la actual situación de ajuste económico ha empujado a los Ejecutivos vasco y central a firmar un acuerdo de colaboración inédito en promoción turística. Por primera vez, el País Vasco promocionará su imagen cultural y gastronómica en el exterior junto a la marca España, y no intentando desmarcarse de ella, según la línea marcada por anteriores gobiernos nacionalistas.

Esta alianza será posible gracias al convenio suscrito este lunes entre el instituto de Turismo español, Turespaña, y la Agencia vasca de Turismo, Basquetour. El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, y la viceconsejera vasca del ramo, Pilar Zorrilla, rubricaron la alianza, mediante la cual, cada administración aportará 300.000 euros para acciones de promoción turística.

El objetivo prioritario será vender la marca Euskadi en Francia, Alemania y Gran Bretaña - principales países europeos emisores de turistas hacia la Península - durante los próximos seis meses, y a través de acciones conjuntas de marketing y publicidad, que permitan posicionar los destinos y productos vascos en estos mercados. En particular, se realizarán campañas de imagen a través de los medios convencionales de comunicación e internet bajo el paraguas del lema «I need Spain», puesto en marcha por Turespaña.

Un acuerdo inédito y polémico

Los nacionalistas han reaccionado contra lo que consideran una imposición ideológica en la nueva marca turística del País Vasco. El Desde el PNV denuncian que el eslogan «diluye» la especificidad de Euskadi en el mundo, al tiempo que apuntan que «no necesita» a España porque el destino turístico «se vende» solo. EA y la “izquierda abertzale” ilegalizada se sumaron también a este debate, indicando que este acuerdo constituye un nuevo paso en el proceso de «españolización» y «negación de la naturaleza de Euskal Herria» del lendakari Patxi López.

El Gobierno vasco defendió este cambio de estrategia dirigido a «aprovechar todas las sinergias» en la captación de turistas y afirmó que la nueva campaña publicitaria sólo puede molestar a quienes quieren «desenganchar» el País Vasco de España. «Hay muchas personas que viven en el extranjero y que igual no nos ubican exactamente, y relacionándonos con la marca España, una marca de prestigio internacional, podemos atraer más turistas», replicaron ayer a los nacionalistas fuentes del Ejecutivo autonómico.