Varios empleados de la zona salen con mascarillas del lugar de la explosión en Arganda - DE SAN BERNARDO

Dos de los tres heridos graves en Arganda son policías locales sorprendidos por una segunda explosión

Hace cuatro años se produjo allí un episodio de similares características, aunque «de menor grado», por lo que «el riesgo seguía latente»

MADRIDActualizado:

Dos de los tres heridos con pronóstico grave en las explosiones en una nave de reciclaje de residuos en Arganda del Reyson policías locales que habían acudido ante la primera deflagración y que se han visto sorprendidos por la segunda, de mayor intensidad. Así lo ha detallado en una declaración a los medios el alcalde de la localidad madrileña, el socialista Guillermo Hita, que ha explicado además que el resto de los heridos son trabajadores de esta planta y quienes hayan sufrido lesiones debido a la fuerte ola expansiva provocada por las explosiones. «Todavía no hay una valoración exactamente de lo que es el detalle de heridos», ha añadido el regidor. Este suceso ha causado un total de 30 personas heridas, según el balance hecho a los medios por un portavoz del 112; tres han resultado graves y el resto leves, ha detallado.

No hay en contra de Requimsa, la empresa propietaria de las instalaciones, «ningún expediente en vigor que supusiera alguna infracción», ha explicado de Hita, quien ha añadido que esta empresa era vigilada por los servicios medioambientales y de industria de la localidad debido a que era «de riesgo».

Hace cuatro años se produjo allí un episodio de similares características, aunque «de menor grado», por lo que «el riesgo seguía latente» y preocupaba al Consistorio de la localidad, ha añadido. «Los permisos estaban en regla» por parte de la Comunidad de Madrid, ha subrayado el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada.

Por el momento se desconocen las causas que han originado el suceso por falta de datos, aunque sí se sabe que están localizadas en una destiladora, ha asegurado el alcalde de Arganda. La calidad del aire es ahora la circunstancia que más preocupa al Ayuntamiento, aunque las mediciones de la unidad fija indican que no existe «anormalidad»; la instalación móvil se ubicará en función de la dirección que tome el viento y las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología.

Guillermo de Hita ha pedido «tranquilidad» a la población, a la que se ha aconsejado que tome medidas de prevención como cerrar puertas y ventanas, no salir a la calle si no es necesario y no practicar deporte al aire libre; quienes están en un radio de 500 metros han sido desalojados.