Tomás Gómez y José María Fraile
Tomás Gómez y José María Fraile - EFE

El PSOE de Parla infló 1,5 millones el contrato por la gestión deportiva

El Ayuntamiento (PP) ha encargado una auditoría externa sobre las cuentas de la empresa publicitaria

MadridActualizado:

Nuevas denuncias revelan las presuntas irregularidades del PSOE en el Ayuntamiento de Parla. El Gobierno actual (PP) encargó hace un mes una auditoría externa sobre las cuentas de la empresa adjudicataria de los servicios deportivos del municipio, Parla Sport 10 (Forus), para esclarecer las abultadas cláusulas económicas que se establecieron en el contrato de gestión, con facturas anuales que han alcanzado el millón y medio de euros.

El entonces alcalde José María Fraile, imputado en la trama púnica, firmó en 2010 un compromiso con la adjudicataria para que se hiciera cargo de prácticamente todas las instalaciones deportivas de la localidad para los cuarenta años siguientes. Según ha podido saber ABC, en el convenio se incluyeron disposiciones tales como una retribución económica en el caso de que no se llegara a los 6.000 abonados mensuales. La media de asociados, sin embargo, rondaba la mitad. El acuerdo garantizaba que si no se alcanzaba la cifra, fuera el Ayuntamiento quien debía asumir la diferencia.

Según consta en una factura de 2014 a la que ha tenido acceso este diario, el consistorio parleño abonó a Forus (acorde al apartado 14.6 del pliego de prescripciones técnicas) un total de 1.426.954 euros en concepto de «tarifa de equilibrio cuyo objeto es garantizar el equilibrio económico financiero de la concesión: la cantidad de 6.000 abonados medios mensuales». A la cifra, en cualquier caso, hay que sumar los 147.000 euros que el Ayuntamiento pagó a la empresa cada mes.

Deterioro progresivo

Aunque en el contrato se recogió la obligación de que Forus asumiera los gastos derivados del suministro, la corporación desembolsó 253.256,91 euros de agua y 28.877,52 euros de luz. Además, se hizo cargo de 144.000 euros del agua de la piscina Francisco Javier Castillejo y de otros 60.000 de la conocida como «playa de Parla» (una piscina de agua salada) y del balneario municipal.

A pesar de las cuantiosas cifras, el servicio prestado no fue el acordado. De hecho, a pesar de los ingresos, la plantilla de Parla Sport 10 fue disminuyéndose. En 2010 contaba con 190 trabajadores, pero en la actualidad no llegan a los 100. Si bien el pliego no preveía un número mínimo de empleados, sí marcaba que el servicio fuera en las mejores condiciones. Según el PP, este precepto «no se está cumpliendo».

Las supuestas irregularidades en la adjudicación de este contrato se unen a las reveladas bajo el mandato de, Tomás Gómez, predecesor y «maestro» de Fraile. La ejecución de su tranvía, como ha venido informando ABC desde 2009, alcanzó los de 300 millones de euros, aunque se presupuestó en 95.

El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, ha declarado a ABC que «el deterioro de las instalaciones no es de ahora» y que, «sorprendentemente», comprobaron que «no hubo ni un solo reparo ni una sola conminación por parte del Ayuntamiento de Parla para que se pusieran en perfecto estado». Martínez Hervás, que espera que la auditoría demuestre «si ha habido incumplimientos» y ofrezca «una radiografía real de la situación de la empresa», ha destacado que «la carencia de oferta de ocio» en el municipio hace que «una de las prioridades de su gobierno sea la apuesta por el deporte».