Muere achicharrado mientras robaba cable

El fallecido, rumano de 22 años y vecino de Alcorcón, se encontraba con otro joven, al que busca la Guardia Civil

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil ya ha identificado al hombre que el pasado lunes de madrugada fue hallado muerto cerca de una instalación eléctrica de San Martín de Valdeiglesias. El informe de la autopsia corrobora que la muerte le sobrevino por electrocución, tras cortar cables de cobre para sustraerlo.

En torno a las 2 de la madrugada, se produjo un corte de luz en la zona. Unos operarios de Iberdrola acudieron hasta la subestación que la compañía tiene en el municipio. Su sorpresa fue mayúscula a las 4 de la madrugada: detrás de una gasolinera de la M-501 hallaron un cadáver. El cuerpo estaba completamente carbonizado y era irreconocible. Asimismo, la investigación determinó que había un segundo joven con la víctima, que habría huido al producirse el fatal desenlace.

El juez instructor ordenó el traslado del cadáver al Instituto Anatómico Forense, donde se le practicó la autopsia: es muy probable que la muerte se produjera al haber llovido en la zona. El fallecido habría cortado un cable equivocado y sufrió una muerte fulminante.

Con antecedentes

La Guardia Civil ha conseguido localizar a la madre del chico, que reconoció sus ropas. Sin embargo, para constatar al cien por cien su identidad, se le han tomado muestras biológicas al cuerpo para analizar su ADN. El chaval vivía en un poblado de la zona de Alcorcón y tenía varios antecedentes por delitos contra el patrimonio, por hechos similares, indicaron fuentes de la investigación. El cadáver continúa en el Anatómico Forense.

Paralelamente, las pesquisas han arrojado datos sobre el compañero del fallecido: tiene 18 años, es rumano también y sufrió quemaduras, aunque acudió por su propia cuenta al Hospital Fundación de Alcorcón, para que le tratasen. Una vez curado, los médicos le dieron de alta. La investigación continúa por muy buen puerto.