Aguirre, Catalina Luca de Tena y el nuevo director de ABC, Bieito Rubido - JAIME GARCÍA

Aguirre: «Jiménez y Gómez son lo mismo, Zapatero»

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha contestado a las preguntas de los usuarios de ABC. Para ella, Trinidad Jiménez y Tomás Gómez son en realidad lo mismo: Zapatero

MADRID Actualizado:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha visitado hoy la casa de ABC para contestar a las preguntas de los internautas en una entrevista digital. Aguirre ha señalado en este foro que las elecciones primarias le parecen «un ejercicio muy democrático». No obstante, para ella el asunto está muy claro. «Los dos candidatos son lo mismo: Zapatero». Además, ha recordado que no quiere meterse en un asunto que «afecta a solo 17.000 madrileños de los 6.400.000 que somos». La dirigente del Partido Popular ha recibido un aluvión de preguntas, por lo que muchas se han quedado sin contestar, lo que ella no ha dejado de lamentar. Sin embargo, ha tenido ocasión de abordar algunas de las cuestiones más candentes de la actualidad. Las que Aguirre ha preferido eludir han sido aquellas que le reclamaban como candidata a la presidencia del Gobierno de España.

«La huelga no soluciona los enormes problemas de España»

Sí ha abordado el asunto de una posible venta de parte del accionariado del Canal de Isabel II a la empresa catalana Aguas de Barcelona. Aguirre ha dicho que «yo no tengo nada en contra de las empresas catalanas», aunque ha subrayado que un 51% del capital seguirá estando en manos de la Comunidad de Madrid.

También han querido conocer los ciudadanos el parecer de la dirigente regional acerca de los recientes roces con Marruecos a cuenta de Melilla. Lo ha dejado claro. «Es una vergüenza lo que ha ocurrido este verano en la frontera. Poca gente sabe que Melilla es España antes de que lo fuera Navarra». También se ha referido a los principales frentes abiertos en la política nacional, los derivados de la persistente crisis económica y la inminente jornada de huelga general convocada por los sindicatos. «La huelga no soluciona en absoluto los enormes problemas que tiene España. Lo que hace falta es que Zapatero haga las reformas que pospone a pesar de que todos los economistas y líderes mundiales se las piden: una reforma laboral que no sea una ocasión perdida, una reforma energética, una financiera, una fiscal y otra educativa». Respecto a la polémica suscitada por su propuesta de reducir el número de liberados sindicales en la Administración autónómica que dirige, Aguirre ha dicho que «en tiempos de bonanza hay holguras admisibles, pero que en tiempo de crisis no se pueden mantener» y se ha mostrado confiada en que las centrales sindicales «tendrán la altura de miras suficiente para renunciar a algunos privilegios que tenían por encima de la ley».

Solidaridad con Cuba

Como hace siempre que tiene ocasión, la líder del PP madrileño ha reiterado su compromiso con la disidencia anticastrista cubana y ha denunciado que «los hermanos Castro son dos tiranos que llevan 50 años oprimiendo al pueblo cubano».

La presidenta también se ha referido a uno de los problemas más peliagudos y enquistados a los que ha de enfrentarse el Gobierno regional, el de la Cañada real, foco de marginalidad y delincuencia que las diferentes administraciones no consiguen erradicar. Ha afirmado que: «Es un problema que lleva más de 40 años. Hoy está en trámite una Ley en la Asamblea de Madrid que pretende dar una solución al problema, aunque no es un tema fácil y ahí está la reacción en contra de Sarkozy por gran parte de la prensa europea».