Inspección de la Guardia Civil en el Monte del Romeral en San Lorenzo - EFE

Búsqueda dramática en pantanos y pozos

La Guardia Civil sigue tras el rastro dela joven desaparecida de Boadilla el domingo

CARLOS HIDALGO
MADRID Actualizado:

Mañana se cumplirá una semana de la desaparición de María Piedad García Revuelta, de 30 años y vecina de Boadilla del Monte, y los pronósticos de hallarla con vida son cada vez menores. Tanto es así, que la Guardia Civil, encargada de la investigación, va a desplegarse por otras localidades como Brunete o Villanueva de la Cañada y escudriñará en zonas difíciles, como pantanos y pozos, para dar con el rastro de la mujer.

Ayer, la batida se desplazó hasta el Monte del Romeral, en San Lorenzo del Escorial, haciendo hincapié en el paraje donde apareció ahorcado el miércoles la ex pareja de María Piedad y padre de un niño en común, Javier Sánchez-Toledo, de 35 años. Todas las sospechas apuntan a este hombre, trabajador del supermercado Mercadona de Boadilla, como la desaparecida, como culpable de que no se halle su paradero.

Pasadas las once y media de la mañana del miércoles, un excursionista encontró el cuerpo sin vida de Javier, colgando de una soga de pita. La cuerda estaba atada a un poste de alta tensión, a 5 metros de altura. El cadáver pendía unos 2 metros sobre el suelo. Además, no presentaba signos de lucha, por lo que todo apunta a que se suicidó. Pese a que no dejó nota, iba indocumentado, sin dinero, tampoco han aparecido los teléfonos móviles de él y su ex ni dejó pista alguna sobre dónde se encuentra María. Por eso, la Comandancia de Madrid peinó ayer toda el área sospechosa de San Lorenzo. Tenían que hacerlo, nos dicen, más que con esperanzas de encontrar allí a la mujer, con la pretensión de buscar algún tipo de pista. Pero no hubo éxito.

Tampoco parece que los especialistas del laboratorio de Criminialística del Instituto Armado encuentren signos algunos de violencia de los elementos del coche de Javier mandados a analizar. La Guardia Civil ha requisado el ordenador personal del hombre, durante el registro en su vivienda de Móstoles, en busca de alguna dirección de correo electrónico, foto o pista de algún tipo que permita dar con su ex novia. También se investiga su currículo laboral (fue vigilante de seguridad), sus aficiones (el senderismo, por ejemplo) y su entorno personal.