Broadway, Gran Vía por un día

La capital se promociona todo el mes en Nueva York. El miércoles, la mítica avenida teatral tendrá nombre español

MADRID Actualizado:

Octubre es el mes de Madrid en Nueva York. Y este año hasta ahí se ha desplazado la Gran Vía madrileña, en donde permanecerá hasta el próximo día 31. Y todo ello con motivo del centenario de la emblemática arteria capitalina.

El objetivo de esta iniciativa, que se lleva a cabo por segundo año consecutivo, es divulgar en la ciudad norteamericana los numerosos atractivos de la ciudad española con el fin de atraer a visitantes norteamericanos, un sector con gran potencial.

La presencia de Madrid inundará las marquesinas de 54 autobuses y las 44 banderolas distribuidas por el Upper West Side y las avenidas 7ª y 8ª, al tiempo que recorrerá todos los rincones de la ciudad, entre ellos, la Gran Manzana, en los característicos taxis amarillos y en los cinco autobuses promocionales de dos plantas con los mensajes publicitarios: «When you come to Madrid» — Cuando venga usted a Madrid—, recubiertos con imágenes tan representativas como las del Palacio Real o Las Meninas; «I need Spain. Next stop Madrid» —Necesito ir a España. Próxima parada, Madrid—, o «Madrid celebra en Broadway los cien años de la Gran Vía».

Precisamente ésta vía se ha convertido en esta edición en la estrella de la campaña de promoción turística por su siglo de existencia. El plato fuerte llegará el miércoles, cuando Broadway se convertirá en la Gran Vía por un día, toda una invitación para descubrirla. Una iniciativa que, a buen seguro, sorprenderá y despertará la curiosidad de los neoyorquinos. Hasta allí se desplazará el delegado de Economía y Empleo, Miguel Ángel Villanueva, que rubricará el convenio de intercambio entre ambas ciudades. Será en Times Square esquina con la 47, explicaron a ABC fuentes municipales.

EE.UU. se ha convertido en el principal emisor de turistas que recalan en Madrid. Su crecimiento ha sido espectacular en los últimos años, hasta el punto de superar a japoneses y británicos. En 2009 llegaron a España 1,1 millones de norteamericanos, de los que cerca del 40% recalaron en Madrid. En los últimos 12 meses vinieron 460.000, el 6% del total. Realizaron casi un millón de pernoctaciones y son los que más se gastan: una media de 1.842 euros el pasado año, duplicando a países con gran poder adquisitivo como Alemania o Suiza.

Tienen entre 43 y 46 años, proceden de zonas costeras urbanas, su estancia media es muy alta y gastan unos 170 euros diarios. Quien prueba, repite viaje a España. Así lo ha hecho el 50%, un 19% ha vuelto entre tres y seis veces, y el 98% le recomienda nuestro país a sus amigos.