Mata a su ex mujer en El Atazar y la entierra en un bosque

El presunto homicida y la mujer se seguían viendo, pese a existir orden de alejamiento

MADRID Actualizado:

La Guardia Civil ha detenido al español Manuel Antonio G. A. S., de 51 años, como presunto autor de la muerte de su ex mujer, la brasileña de 38 años Giovanna S. F. El sospechoso, según los primeros datos de la investigación, la habría acuchillado para, posteriormente, ocultar su cadáver bajo la vegetación en un paraje boscoso de Guadalajara. Aunque todo apunta a que se trata de un homicidio, cabe la posibilidad de que haya que practicarle una segunda autopsia al cuerpo para determinar que las heridas no se las autoinflingió la víctima. Cuando se corrobore al cien por cien, se trataría de la trigésima sexta mujer fallecida este año en España por violencia de género, según fuentes ministeriales.

La pareja se había separado hacía no mucho tiempo e incluso pesaba sobre el hombre una orden de alejamiento. Sin embargo, ambos seguían dejándose ver juntos por la localidad de El Atazar, a 80 kilómetros al norte de la capital. Así lo manifestaron a Efe algunos vecinos. Allí, en la calle del Moral, habían alquilado una vivienda hacía unos meses: «Siempre salían juntos y venían todos los días al bar».

Sin embargo, el viernes, el hermano del presunto homicida avisó a la Policía Local de Alcobendas, donde reside. Eran las cinco de la tarde cuando el cuñado de la víctima manifestaba a los agentes su temor a que la difícil relación entre ambos hubiese terminado de la peor manera. De hecho, su hermano le había comunicado que algo le podría haber hecho a Giovanna, indicaron fuentes del caso. El denunciante había telefoneado en repetidas ocasiones a la mujer, que no daba señales de vida.La Policía de Alcobendas dio parte al Instituto Armado. Agentes del Equipo de Policía Judicial del puesto de Torrelaguna buscaron en El Atazar al sospechoso. Lo localizaron a las dos de la madrugada deambulando por el pueblo.

Manuel Antonio reconoció que solía quebrantar la orden de alejamiento, hecho por el que quedó detenido. En su declaración cayó en numerosas contradicciones. Reconoció que había matado a su ex, pero luego dijo que era ella quien se había suicidado. Y accedió a llevarles hasta el lugar donde había ocultado el cuerpo, a las cinco de la madrugada. Se trata del Hayedo de la Tejera Negra, en el municipio de Cadalso de la Sierra (Guadalajara). Allí dejó el cadáver, semienterrado bajo ramas y otros restos de vegetación. El juzgado de Instrucción número 1 de Torrelaguna se ha hecho cargo del caso.

Por otra parte, Manuel García Martín, el hombre detenido el domingo por la noche por haber matado a su cuñado, Pedro Antonio Caballero García, en Fuencarral, contaba con 70 antecedentes. Fuentes policiales indicaron que su primera reseña delictiva es del año 1969. Había sido arrestado por delitos contra la salud (drogas) y el patrimonio.