La financiación de Madrid 2020 será privada por completo

La financiación de Madrid 2020 será privada por completo

Los Juegos costarán 1.389 millones de euros. Las fechas del evento serán del 7 al 23 de agostoLa alcaldesa Ana Botella afirma quela candidatura «tendrá unos retornos incalculables»Se ofertan 93.080 alojamientos, delos que 48.571 son plazas hoteleras

SARA MEDIALDEA
MADRID Actualizado:

Aprovechar el trabajo ya hecho, reciclar hasta en algunas de las fotos del dossier olímpico, mejorar lo mejorable y no gastar más de la cuenta. Con estos mimbres se ha hecho el cuestionario olímpico de Madrid 2020, que propone unos Juegos de Verano a celebrar del 7 al 23 de agosto, que costarían 1.389 millones de euros —todos privados— y generaría «un retorno incalculable en la ciudad, en empleo y en proyección internacional», a juicio de la alcaldesa Ana Botella, para quien «merece la pena apostar por este proyecto».

El proyecto olímpico propone 93.080 alojamientos de los que 48.571 son plazas en hoteles de 2 a 5 estrellas, a precios de entre 158 a 276 euros la habitación doble. Todo será reutilizable, hasta la Villa Olímpica —que se convertirá en vivienda pública y campus universitario—. Se proponen cuatro nuevas estaciones de Metro y tres de tren.

Las sedes

Cinco novedades

Sólo cinco sedes son distintas a las de la candidatura en 2016: las de Palma de Mallorca y Mérida, que se han cambiado por Valladolid y Zaragoza —para fútbol—, la de BMX, que se va al Campo de las Naciones; y las de golf —al Club de Campo— y rugby a siete —Valdebebas—.

Todas estarán conectadas por transporte público. Del total de instalaciones deportivas —36—, 23 ya existen y cuatro están en obras.

La primera fase del partido, como explicó el presidente del Comité Olímpico Español y de la Oficina Olímpica, Alejandro Blanco, se juega desde ahora al 23 de mayo. En esa fecha, el Comité Olímpico Internacional seleccionará, de entre las cinco aspirantes, las que pasen a la siguiente fase, la final. Los responsables madrileños no se atreven a predecir qué pasará en ese «corte»: «Puede ser que queden tres ciudades, o cuatro, o incluso las cinco». A partir de ese momento, Blanco cree que «todas son peligrosas; Madrid sólo tiene que pensar en Madrid».

La financiación

El peso de los patrocinios

Organizar los Juegos, si Madrid es elegida, costará 1.389 millones de euros. Un presupuesto que saldrá íntegramente de aportaciones privadas: los patrocinios de la televisión, un programa de márketing, y los ingresos de venta de entradas, licencias, loterías y donaciones, entre otros. Además, hay otro presupuesto: el dinero invertido en la candidatura. Desde ahora al 23 de mayo —cuando el COI hace el «corte»—, se invertirán 2,9 millones de euros; de ahí a septiembre de 2013 —cuando se elige la ciudad organizadora—, otros 26,4 millones. En total, algo menos de 30 millones de euros, de los que un 62 por ciento corresponden a patrocinio privado.

La alcaldesa considera el proyecto para los Juegos «racional y financieramente sostenible», y no cree que países como Grecia atraviesen una mala situación por haberse embarcado en aventuras olímpicas: «Sus problemas son otros, y no tienen nada que ver con la situación española, ni antes, ni ahora ni nunca», zanjó.

Los Juegos Olímpicos de Madrid serán austeros —«la gestión de recursos es más importante que nunca», señala Alejandro Blanco—, limpios, medioambientalmente hablando —la entrada a los eventos deportivos incluirá el uso gratuito del transporte público— y su legado será «no sólo de edificios, sino también de valores».

Apoyos

Los Juegos necesarios

Un 84 por ciento de los españoles apoyan los Juegos. Más del 50 por ciento creen que ayudarán a salir de la crisis. También lo piensa la alcaldesa, Ana Botella: «Los retornos que generarán son incalculables». Por eso cree que «merece la pena apostar por este proyecto».

Y Alejandro Blanco, en la misma línea, aseguraba: «Necesitamos los Juegos, por razones económicas, pero también para relanzar el país y porque el deporte en España es el mayor factor de cohesión social».

La candidatura olímpica recibió ayer el apoyo del secretario de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez: «Puede ser una buena oportunidad» de generar empleo «siempre y cuando no se gaste un euro de más y «se financie con participación privada».

Ángel Pérez, de IU, cree que el escenario económico no es el mejor pero promete «no poner palos en las ruedas». Lo mismo que David Ortega, de UPyD, aunque piense que «Madrid no está para Juegos, como tampoco lo está España». El caso de Roma, insistió, «refuerza nuestra idea de que los costes de los Juegos son imprevisibles y que los beneficios no siempre son evidentes». Ana Botella no quiso valorar la opinión contraria a los Juegos del secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez: «Dentro del PSOE hay distintas opiniones, y la que nos importa es la de Jaime Lissavetzky, que ha hecho un apoyo explícito de la candidatura».