Un directivo de banca para buscar 150 millones en Metro

Un directivo de banca para buscar 150 millones en Metro

Pablo Cavero, director de Planificación del Barclays, será el nuevo consejero regional de TransportesAguirre valora su formación y que haya querido dejar la empresa privada por la Administración

MADRID Actualizado:

Se llama Pablo Cavero. Tras un mes de espera, Aguirre lo ha elegido para dirigir la Consejería de Infraestructuras y Transportes de la Comunidad de Madrid. Puede parecer el nombramiento de un desconocido, pero a poco que se bucea en su trayectoria, la decisión comienza a tener sentido. Cavero viene de la empresa privada. Concretamente del mundo de la banca. Aterrizará en Maudes tras dejar la dirección de Planificación Estratégica para Europa Occidental del Barclays Bank. Nadie mejor que un experto financiero para dirigir una Consejería que deberá trazar proyectos a gran escala con un presupuesto cada vez más exiguo.

Fuentes de la Comunidad de Madrid destacaron ayer la formación del nuevo miembro del Gobierno regional. Habla inglés y francés, y ha estudiado en las universidades de Comillas, Fontainebleu, Chicago y París. Además, destacan el hecho de que haya decidido abandonar la empresa privada para pasarse a la política, con la consiguiente pérdida de ingresos. La dirigente madrileña tenía muy claro el perfil que quería para Transportes: un experto de las finanzas y los números, capaz de hacer magia con pocos recursos.

El nuevo consejero de Transportes contará este año con una partida de 1.680 millones de euros. Se enfrentará, tal vez, al área de Gobierno más afectada por los recortes presupuestarios. A pesar de ello, deberá manejar una Consejería que tiene como gran reto el ahorro de 150 millones anuales en el Metro de Madrid. Un reto nada fácil. Por eso la búsqueda del nuevo consejero se ha ralentizado tanto tras la salida de Beteta. Cavero —hijo del ex ministro Íñigo Cavero (afiliado al PP desde 1991)—, firmó ayer por la tarde su nombramiento. A primera hora de la mañana de hoy se aprobará en el Bocam; y a las dos de la tarde tomará posesión en la Puerta del Sol.

El Plan de ahorro en el Metro de Madrid será su principal reto. Su predecesor anunció la iniciativa del Gobierno regional de acometer una reducción en el gasto del suburbano madrileño de 150 millones de euros al año. Pero se fue sin rematarlo. De momento, los responsables de la compañía ya han dejado caer que habrá una reducción importante de directivos, que se racionalizarán los alquileres y que se intentarán rentabilizar los aparcamientos de Metro para vehículos con el objetivo de lograr algún ingreso extra y «maquillar» las cuentas de un organismo que desde hace pocas semanas ha pasado a depender exclusivamente de la Comunidad de Madrid tras la salida del Ayuntamiento.

En esta materia, deberá culminar las ampliaciones del suburbano de la línea 9 a Mirasierra (Costa Brava), la prolongación de la 3 hasta el Casar (Getafe), el Metro a Torrejón y el ramal del Moncloa al Puente de los Franceses para conectar con el Cercanías a Majadahonda y Las Rozas.

Además, deberá revisar el sistema tarifario del transporte público. Su gran reto, por otra parte, será poner en marcha, desde cero, la R-1. La alternativa de peaje de la A-1 todavía está cogido con alfileres. De momento, está en información pública el estudio de impacto ambiental. Pero nada más. En materia de carretera, el programa electoral del PP también prevé el cierre definitivo de la M-50, aunque este proyecto, de momento, sigue durmiendo el sueño de los justos.

Recibimiento escéptico

El fichaje de Cavero, lanzado a través de Facebook, fue recibido con excepticismo por parte de la oposición. El coordinador general de IU en Madrid, Gregorio Gordo, quiso hacer hincapié en su trayectoria. «Viene de la banca —dijo—, y todos sabemos el papel que ha jugado la banca en esta crisis». El líder de IU se refirió así, en declaraciones a Efe, sobre el nombramiento del nuevo consejero de Transportes e Infraestructuras, sobre el que comentó que «debe ser de la confianza de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre» y supuso que «encaja perfectamente en el criterio del PP».

En este sentido recordó que el PP ha nombrado ministros a personas que, como Cavero, proceden exclusivamente del ámbito privado, como Luis de Guindos y Pedro Morenés. «Cavero viene de la banca y todos sabemos del papel de la banca en esta crisis. Se trata de defender los intereses de los que la provocan frente a los que la sufren», añadió. Gordo sostiene que el nuevo consejero «será fiel defensor de las políticas de Aguirre», que resumió en «más recortes y más privatización». Hoy está invitado a su toma de posesión.