Descubren una cripta con ocho nichos del siglo XVII

Pertenece a los Condes de Sevilla La Nueva y se encuentra en la iglesia de Santiago Apostol del municipio

MADRID Actualizado:

Los trabajos de restauración de la iglesia de Santiago Apostol de Sevilla La Nueva han descubierto una cripta que alberga, al menos, ocho nichos de los Condes de Sevilla La Nueva, que se podría remontar al siglo XVII.

Desde la Comunidad, que ha invertido 220.000 euros para proteger su valor histórico y restaurar su estructura, se ha informado del también descubrimiento de unos espacio abovedados que se comunicaban mediante un arco de medio punto, entre el cierre de la cripta y el ábside. Este arco responde a una planta de cruz griega que puede quedar relacionada con una edificación antigua ahora inexistente.

Debido al mal estado que presentaba la nave, se llevó a cabo la reparación de sus cubiertas, así como el forjado del suelo del campanario. Tras ver el mal estado de la madera y la estructura metálica, se decidió sustituir la cubierta en su totalidad, ya que no reunía las condiciones necesarias de seguridad. Las reparaciones han permitido además eliminar el falso techo de la nave, sacar a la luz el aparejo original de la torre y reubicar la pila bautismal, ocupando su espacio original. A ello se suma la sustitución del sistema de calefacción de aire acondicionado por un sistema de suelo radiante.

Convenio colaborativo

Las obras, vigentes desde el pasado año, se enmarcan dentro del convenio de colaboración que mantiene el Gobierno regional con la Provincia Eclesiástica de la capital, según informó el viceconsejero de Cultura y Deporte, Javier Hernánadez. Además de esta rehabilitación, se prevé llevar a cabo la de 29 inmuebles más, de ellos 26 iglesias parroquiales, dos conventos y un monasterio, y más de 60 óleos, retablos, esculturas y tallas del patrimonio de la región en un total de 40 localidades de Madrid.

La iglesia católica es la principal titular del patrimonio histórico de la región y, con este tipo de reformas, desde el Gobierno se desea preservar dicha cultura para uso y disfrute de madrileños y foráneos.