La Comunidad reitera que tras el 15-M hay grupos antisistema

La Consejería de Interior cree que la carga policial fue «correcta»

MADRID Actualizado:

La protesta que desembocó el viernes por la noche en el enfrentamiento de unas 200 personas con la Policía Nacional en las inmediaciones del Congreso de los Diputados tuvo una respuesta «correcta» por parte de los «antidisturbios». La consejera de Presidencia e Interior, Regina Plañiol, defendió ayer la carga policial ante una manifestación «no convocada y de carácter violento».

Según recoge Ep, la responsable regional indicó que bajo el nombre de Movimiento 15-M «están todo tipo de organizaciones antisistema y violentas» que «tienen a gala no convocar sus manifestaciones y no colaborar en el cumplimiento de la Ley». «Eso dificulta la buena labor que les corresponde a los profesionales de la Delegación del Gobierno», apostilló.

Lesiones y atentado

Está previsto que los nueve detenidos pasen a disposición judicial a lo largo de la mañana de hoy. Están acusados de lesiones, desórdenes públicos y atentado contra agente de la autoridad. Ayer se les tomó declaración en la Brigada Provincial de Información, situada en el complejo policial de Moratalaz, en cuyos calabozos pernoctaron.

Aunque la Policía informó el viernes de que los nueve arrestados tenían antecedentes, ayer se supo que sólo cuatro estaban filiados: Antonio B. B., de 38 años; José Luis M. M., de 41; Daniel C. C., de 32, y Sergio L. M., de 22. Los otros cinco, que no estaban encartados, son José Manuel I. A., de 29 años; David J. G., de 22; David Rubén M. R., de 29; Daniel B. P., de, 23, y Pablo M. V., de 33. Todos son españoles.

En la carga policial a pocos metros del Congreso de los Diputados, resultaron heridos ocho policías nacionales (uno de ellos fue golpeado con el mástil de una pancarta) y uno de los manifestantes detenidos. Otro fue atendido por el Samur horas después, ya en Moratalaz, también por lesiones leves.

Fuentes policiales indicaron que la protesta contra la reforma laboral recién aprobada ese mediodía fue convocada por distintos colectivos el día antes, entre los que se encontraban la Asamblea 15-M, Acampada Sol y el Sindicato de Estudiantes. Aunque éstos esperaban que 8.000 personas acudieran a Sol, sólo lo hizo un millar. Luego, unas 200 personas, muchos de ellos de corte radical, se dirigieron por la Carrera de San Jerónimo hacia la Cámara Baja. Los convocantes se desmarcaron de este grupo, que finalmente la emprendió a golpes contra la Policía cuando quiso identificarles para sancionarlos.

El propio comisario general de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona, presenció en persona la actuación policial.