Candidatos con historia

Candidatos con historia

Las listas elctorales esconden candidatos con vidas que merecen algo más que un número en la urna

TATIANA G. RIVAS
MADRID Actualizado:

Tienen distintos ideales y pertenecen a formaciones políticas diferentes, pero tienen dos cosas en común: su nombre aparecerá en las listas electorales de los comicios del próximo 22-M y ninguno pasa desapercibido entre sus compañeros de partido. Algunos son afiliados, otros no, los hay metidos en el mundo de la política y también los que carecen de conocimientos en los menesteres de un gobierno. Todos son tenaces y mantienen la idea de hacer lo mejor para los ciudadanos. Las encuestas sitúan a unos mejor que a otros, pero ninguno pierde la esperanza de servir al pueblo. Así son las vidas de algunos aspirantes que quieren dejar huella en el mapa madrileño. Jámie László. Guadalix de la Sierra - IU«Me atacan por ser inmigrante»

Es el único inmigrante del Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra (6.000 habitantes); el único representante de IU que, además, se presenta como candidato a la Alcaldía. El austrohúngaro Jámie László, de 54 años, es de sobra conocido en el municipio, donde reside desde hace 20 años. Hay dos razones por las que se presenta por segunda vez como cabeza de lista a los comicios: una, «por devolver el favor al pueblo de criar a mis hijas en un ambiente tranquilo»; dos, por los ataques políticos continuos a su persona por ser foráneo. Y es que su afán porque el Consistorio sea totalmente transparente y las denuncias continuadas al actual alcalde (PP) que ha interpuesto desde la oposición para tal efecto «han hecho que PP y PSOE me ataquen mucho por ser inmigrante». László detalla que le han roto las lunas del coche, «sufro coacciones por parte del regidor, insultos, gritos... así que decidí que no podía renunciar. Sería ceder a ese tipo de presión». Pese a todo se mantiene optimista y cree que puede llegar a conseguir un escaño más el 22-M. Ana Toledano. Leganés - Partido Socialista«La esclerosis no me va a ganar el partido, voy a luchar»

Cambió involuntariamente la sacudida de la pelota de balonmano por el mayor golpe que le ha dado la vida: la esclerosis múltiple, la misma que le hizo descender del deporte de elite a la dependencia total con muleta y con silla de ruedas. Pese al lastre que conlleva esa impasible enfermedad, Ana Toledano, de 50 años, es una mujer trabajadora, constante y, ante todo, luchadora. Su tesón le ha llevado, en parte, a formar parte de la lista electoral del PSOE en el Ayuntamiento de Leganés (190.000 habitantes).

«No me planteo llevar una concejalía de deporte o de asuntos sociales porque mi enfermedad no me permite estar cien por cien, pero voy a luchar por ayudar a todo el que pueda», sostiene esta mujer coraje. Lo cierto es que la ayuda la ejerce a diario a través de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Leganés que creó junto a una amiga en 2001 y también como portavoz de las más de 20 plataformas de la Ley de Dependencia de Madrid. «Si estuviera sana me sentiría plena, pero aun así soy feliz. La esclerosis no me va a ganar el partido. Voy a luchar», afirma rotunda con una mirada castigada. Su voz gana fuerza cuando recuerda que es la titular de la medalla de oro al mérito deportivo de la Federación Española de Balonmano, subcampeona de Europa en esta disciplina, seis veces campeona de España, otras seis de la Copa Reina y 40 veces internacional. El deporte era y continúa siendo su pasión. «Para mí la vida es un entrenamiento diario. Eres feliz porque ganas. Te lesionas y vuelves a levantarte. Hay que salir cada día y luchar». La esclerosis le ha segado sus sueños: ser entrenadora nacional de balonmano y terminar su carrera de derecho, pero gracias a su pequeño de 12 años encuentra las fuerzas para comerse el mundo. Juliana Gómez. Comunidad — Partido Sain«Con 101 años pido honradez»

Nació el 22 de diciembre de 1909. Ha pasado dos guerras mundiales, la Guerra Civil y la transición. Se puede decir que Juliana Gómez ha sido testigo directo de la evolución de la mujer en el último siglo y luchadora nata para que las féminas y los más desfavorecidos tuvieran un futuro más prometedor. Pasan los años y a esta toledana, madre de tres hijos, abuela de diez nietos y bisabuela de veinte bisnietos, no se le agotan las fuerzas.

Este año es la primera vez que se presenta en las listas de un partido político para la Asamblea de Madrid. De hecho, no había militado nunca en ninguna formación, pero ahora lo hace con el Partido SAIn (Solidaridad y Autogestión Internacionalista), cuya principal propuesta electoral es que los cargos públicos cobren únicamente el Salario Mínimo Interprofesional.

«No me ha gustado nunca la política, pero he elegido este partido porque creo que es el más honrado de los que hay. Además, conozco a los que lo forman son buena gente», considera esta veterana de la vida. De hecho, una nieta de Juliana encabeza la lista a la Presidencia de la Comunidad, Mónica Prieto, y otra de sus nietas va como número 2 en la candidatura del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, donde vive Juliana con su familia.

Esta mujer ocupa el puesto 40 de la lista al Gobierno regional. A sus 101 años lo único que pide es «honradez para llevar a la patria donde debe estar». «Yo quería —continúa— un mundo mejor que el que tenemos ahora. La mujer ha evolucionado, pero hay sitios donde aún no pinta nada». Junto a su marido, Juliana trabajó desde la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) para ayudar a los necesitados. De la rama femenina de esta congregación, Juliana llegó a ser la presidenta.

Involucrada desde la cuna con la lucha de su país, asegura que la situación de desempleo que afronta España ahora es el motivo que más le quita el sueño: «Pienso en las familias que están todos sus miembros en el paro y me parece una canallada». Los años y los achaques no merman su espíritu combativo. Hasta que el reloj se pare y siempre por los que menos tienen, esta guerrera seguirá peleando. Juan Antonio de la Morena. Villamantilla - Partido Popular«El color me ha beneficiado»

Es imposible borrar de su cabeza el momento en que le designaron regidor porque coincidió con el día en que supo que iba a ser padre. Juan Antonio de la Morena, conocido como el «Obama español», el mismo que comparte tatarabuelos con el locutor de radio José Ramón de la Morena, cumple su primera legislatura como alcalde de Villamantilla (1.150 habitantes) y se presenta a la reelección. Su imagen saltó a los medios de comunicación tras convertirse en el primer alcalde negro de la región. Después de trabajar once años como abogado, compatibilizándolo con otros doce de concejal, se hizo con el bastón de mando de la tierra que lo ha visto crecer. El balance de estos cuatro años, a su parecer, no puede ser más positivo. «La gente está contenta con mi gestión», manifiesta. Está seguro de que gobernará durante cuatro años más, y lo hará «con mayoría absoluta».

«La gente de Villamantilla no entendía por qué se le daba tanta relevancia a mi color. Aquí, que sea mulato no importa», argumenta.

Es el tercero de seis hermanos, el último que nació en Guinea Ecuatorial. «Mi padre se fue de España con 25 años y permaneció durante los 22 restantes en Guinea Ecuatorial, donde conoció a mi madre. Cuando yo tenía 3 años volvimos a España y, desde entonces, en Villamantilla somos muy queridos», garantiza.

No le termina de gustar que le comparen con el presidente de los Estados Unidos: «No hay problema con la comparación nominal, pero las ideas son diferentes». Considera que su tono de piel le ha «beneficiado» en la carrera política. «Es importante que haya representación como yo». De hecho, su color no le ha supuesto inconvenientes en España. Tan solo sufrió un incómodo incidente en República Dominicana. «Salía de la playa. Solo llevaba mi toalla en el cuerpo para volver al hotel y un militar no me dejaba acceder al mismo. Me decía que no era español», revela . Ahora toca rematar su proyecto político y deja claro que solo será alcalde cuatro años más. Después, puede que su camino continúe por la Asamblea. Almudena Serrano. Torremocha del Jarama - PP«Soy joven, pero preparada»

«¿Te lo has pensado bien?». Es la frase que más ha escuchado Almudena Serrano desde que el pasado mes de enero dio el sí para postularse como alcaldesa de Torremocha del Jarama (800 habitantes). Con 22 primaveras, esta joven es la candidata benjamina de los populares en toda la región. «Me lo comentaron cuando tenía 18 años, pero dije que no porque era demasiado joven. Ahora me veo más preparada», mantiene. Almudena vive como una chica de su edad, solo que divide parte de su tiempo para estar con sus amigos, otro para sus estudios como técnico superior de Diagnóstico Clínco de Laboratorio y una tercera parte para la campaña política. «Quiero transparencia y estar al servicio de los vecinos. Me enfrento a un rival fuerte, pero hay que luchar», entona con energía. Reconoce que está muy nerviosa, pero se enfrenta a este reto con gran ilusión: «Aún no he asimilado el posible cargo. Si no lo consigo, daré guerra desde la oposición».