Edificio España, propiedad del magnate chino Wang Jianlin - JAIME GARCÏA
Urbanismo

Wanda rompe con el arquitecto del Edificio España y deja en el aire el proyecto

El magnate chino Wang Jianlin rescinde los contratos de asistencia técnica con el estudio de Carlos Lamela sin confirmar si finalmente realizará o no la reforma

MADRIDActualizado:

El magnate chino Wang Jianlin ha rescindido los contratos de asistencia técnica con el estudio de arquitectura Carlos Lamela encargado de la reforma del Edificio España. El empresario, según ha podido saber ABC, no ha confirmado si su decisión supone la cancelación definitiva de su proyecto en Madrid.

El grupo inversor asiático Wanda quiso derruir el edificio entero y reconstruirlo de nuevo. Las relaciones entre el magnate y el Gobierno de Manuela Carmena se enquistaron a finales del año pasado. La situación estaba tan bloqueada que el Grupo Wanda tocó la puerta de la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Hasta tres veces recibió a la delegación asiática, encabezada por Michael Qiao. Pretendían los inversores que la jefa del Ejecutivo autonómico mediara ante Carmena, sin éxito.

Sin embargo, tras la negociación vivida entre ambos el pasado mes de noviembre, el inversor extranjero acabó aceptando las condiciones bajo las que en su día se le concedió la licencia de construcción que «obligaban a mantener la fachada» del que es un edificio emblemático y parte del skyline de la capital.

La alcaldesa se congratuló entonces de la «negociación fantástica» que habían logrado con el magnate chino los representantes del Gobierno municipal, encabezados por el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. La negociación municipal contó con el apoyo de la Comunidad de Madrid, que suscribió esta tesis de Carmena, y los informes de los arquitectos municipales que sostenían que mantener la fachada era posible frente a los temores de seguridad expuestos por Wanda.

Días después, Carmena añadió que iban a empezar la construcción próximamente y que las obras durarían en torno a un año y medio. « En diciembre ya quieren estar trabajando», aseguró. Sobre el extremo de si el edificio España podría ser puesto de nuevo a la venta por el Grupo Wanda el Ayuntamiento de Madrid ha informado en un comunicado que no tiene «constancia de un cambio de planes».

Wanda adquirió el Edificio España en 2014, por 260 millones de euros y con el compromiso de respetar la fachada. Sin embargo, el pasado septiembre comunicó su intención de tirarla para poder realizar las reformas que pretende. La idea era desmontar pieza por pieza la pared icónica que da a la plaza de España, y, tras las actuaciones, volver a colocarlas, pero con materiales renovados. Wang Jianlin adquirió este emblemático edificio para construir allí un hotel, un centro comercial y viviendas de «alto standing».