El cadáver de la víctima siendo trasladado por los servicios funerarios - Isabel Permuy

VIOLENCIA DE GÉNEROAsesinato en Ciudad Lineal: «¡Por favor, salven a mi mamá!»

La hija menor de la pareja llamó a Emergencias para pedir ayuda. La víctima recibió, al menos, seis cuchilladas

MADRIDActualizado:

La jornada de ayer trajo consigo un nuevo crimen machista. Una mujer de nacionalidad paraguaya, de 31 años, fue cosida a cuchilladas, presuntamente, por su pareja ecuatoriana, de 43, con la que acaba de romper la relación. Al parecer él ya tenía antecedentes por violencia de género y una orden de alejamiento de la víctima por denuncias de maltrato dictada por un Juzgado de Navalcarnero, localidad en la que vivían anteriormente.

El crimen, ocurrido en el distrito de Ciudad Lineal tuvo un componente más atroz si cabe, pues fue cometido en presencia de las dos hijas de ambos, de 8 y 10 años. De hecho, fue la más pequeña la que llamó por teléfono a los servicios de emergencias, pidiendo auxilio. «¡Por favor, salven a mi mamá!», repetía sin cesar.

Los hechos se produjeron en torno a las 18.40 horas en la calle de Juan Pascual, 15. Él la estaba esperando. No se sabe a ciencia cierta si ella entraba o salía de la finca pues hay dos versiones distintas, según los testigos. En la primera, la mujer bajó a la calle a hacer una gestión a un cajero. Iba con el bolso. Fue entonces cuando el presuntor autor la abordó y la atacó. Los gritos alertaron a las pequeñas que corrieron escaleras abajo sin poder evitar la tragedia que ya se había fraguado.

«¡Suban a casa!»

En la segunda versión, la víctima entraba en el edificio con sus hijas. Al ver a las pequeñas, su padre les habría dicho: «Suban a casa». Ellas obedecieron y al escuchar chillidos salieron, asustadas. El final fue el mismo.

Las niñas, aterrorizadas, no paraban de llorar. La de 8 años tomó un teléfono móvil y llamó al 112. Los sanitarios del Summa nada pudieron hacer por la vida de la víctima. Presentaba, al menos, seis cuchilladas en abdomen y pecho, precisaron fuentes de Emergencias 112. No fue posible reanimarla. Los psicólogos tuvieron que atender a las crías por crisis de ansiedad.

Mientras, el presunto autor material fue detenido poco después, indicaron fuentes policiales. «No huyó. Tras el asesinato se quedó como ido. Llevaba un cuchillo de cocina grande. La víspera le vi merodear por aquí. Parecía agobiado», indicaba una vecina del mismo edificio.

«Ella le había echado de casa porque la maltrataba y el tenía denuncias previas. Él la estaba esperando»

«Ella le echó de casa hace una o dos semanas. Discutían y él la agredía. De hecho ella se fue sola de vacaciones con las niñas. Fue la primera semana de septiembre, creo, después al volver, puso fin a la relación, aseguraba otra señora. El barrio de Pueblo Nuevo, escenario del suceso, quedó consternado. Numerosos vecinos se echaron a la calle al conocer lo ocurrido.

Según las cifras oficiales del Ministerio de Igualdad, con la de ayer son ya seis las mujeres víctimas de la violencia de género en la región en lo que llevamos de 2019.

El concejal delegado de Familias, Igualdad y Bienestar de Madrid, Pepe Aniorte (Cs), expresó anoche, tras conocer la noticia: «Mi más enérgica condena al asesinato. Mi cariño para familia y amistades. El Ayuntamiento activará el protocolo para investigación y reparación».

Hoy, horas después de la tragedia, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha firmado el decreto de tres días de luto oficial que entrará en vigor mañana para condenar el asesinato. Así, se ha convocado para este jueves un minuto de silencio en el Palacio de Cibeles a las 12.00 horas.

Además. la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha abogado por la prisión permanente revisable para casos de violencia de género con niños delante: «Lamentamos profundamente y condenamos absolutamente cualquier tipo de violencia, la primera la empleada en el ámbito doméstico por este hombre a esta pobre mujer, encima en presencia de sus hijos», ha expresado la presidenta.