Los concejales del PP Álvaro González, Borja Carabante, Inma Sanz y Andrea Levy, reunidos hoy con los representantes de Cs Silvia Saavedra, Miguel Gutiérrez, Miguel Ángel Redondo y Mariano Fuentes - ERNESTO AGUDO

Villacís pone trabas para apoyar a Almeida como alcalde de Madrid

En la primera reunión de equipos negociadores, los populares arremeten la «indefinición» de Ciudadanos y los de la formación naranja acusan a los populares de «sólo querer hablar de sillones y no del programa»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Para atajar los rumores y las suspicacias que dejaban caer que Begoña Villacís podría intentar ser la alcaldesa de Madrid, el PP iba hoy a la reunión de los equipos negociadores con la intención de que Ciudadanos asegurase que prestaría su apoyo al candidato popular José Luis Martínez-Almeida. Sin embargo, para su sorpresa, los de la formación naranja han evitado responder al respecto. La número dos del PP en Madrid, Andrea Levy, ha arremetido contra la «indefinición» del equipo de Villacís tras la reunión, que se ha prolongado durante una hora y a la que los ediles de Cs han ido acompañados por Miguel Gutiérrez, el secretario general del grupo parlamentario naranja. Para los populares, Ciudadanos «no muestra disposición» para pactar un cambio de Gobierno en la Alcaldía de Madrid liderado por Martínez-Almeida, pese a que fue «la lista más votada» del centro-derecha.

Por su parte, la formación naranja, se ha quejado de que el PP solo ha querido «hablar de sillones», en vez de puntos en común de ambos programas. El lunes ambos equipos se volverán a reunir ya con la cuenta atrás encima, ya que el sábado 15 de junio se celebra el pleno de investidura.

El dirigente de Cs Miguel Gutiérrez ha acusado al PP de estar «obsesionado con las sillas, las concejalías, las alcaldías» y ha señalado que «lo que importa a los ciudadanos no es quién es el alcalde», sino «acabar con estos cuatro años de políticas insanas».

La líder de Cs en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, esta mañana, entrando al edificio donde se ha producido la reunión con su hija
La líder de Cs en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, esta mañana, entrando al edificio donde se ha producido la reunión con su hija - ERNESTO AGUDO

Gutiérrez, sin querer confirmar si los 11 concejales de Ciudadanos pondrán el nombre de Villacís en la papeleta, se ha mostrado convencido que el 15 de junio, cuando se constituya el nuevo Ayuntamiento, habrá «finalizado» la «época» de Manuela Carmena. «Ciudadanos ha llegado para gestionar un cambio desde dentro de los gobiernos», ha subrayado el también diputado de Ciudadanos que ha entrado un decálogo de 50 medidas sobre las que empezar a negociar.

El encuentro con Vox, clave

Respecto a Vox, sin embargo, la postura de Cs se ha matizado. Del «no» rotundo a sentarse a negociar han pasado «ya se irá viendo. Gutiérres ha reconocido que primero deben llegar a un acuerdo ellos y PP «para desalojar a Carmena», y «luego» ya hablarán «de los demás». Los populares, aunque ya han tendido la mano a la formación que lidera Santiago Abascal, tampoco han concretado aún la cita con Vox.

Este frenazo en las negociaciones contrasta con la «buena sintonía» que hace apenas dos días mostraron los portavoces de ambos partidos en un primer encuentro informal. Martínez-Almeida destacó que la buena relación que ha tenido siempre con Villacís se notó en la reunión del pasado miércoles y se mostraba confiado en que ese clima fructificase en un pacto de gobierno.

Carmena da por hecho el pacto de derechas

Para que las aspiraciones de Villacís de ser alcaldesa se consumen, la líder naranja necesita el apoyo de al menos dos partidos. Si se escora a la izquierda, con sus once concejales no le basta con el apoyo de los ocho del PSOE, sino que también necesitaría contar con los 19 de Más Madrid. En el caso de que se tratase de aunar fuerzas por la derecha, tendría que pactar con PP y Vox. Pero esta vía parece completamente cerrada porque sólo con la suma de los cuatro ediles de Vox, con quien por el momento Cs no quiere sentarse a negociar, no sería suficiente. Y fuentes populares consultadas por ABC descartaron tajantemente que «Madrid sea una moneda de cambio». «No hay opciones intermedias: Ciudadanos tiene que elegir entre que sea Almeida alcalde o, de lo contrario, volverá a gobernar Carmena, por ser la lista más votada», reiteran las mismas fuentes.

Pese a los movimientos de las últimas horas, Carmena ya da por hecho que habrá un pacto entre las tres derechas. «Algunos que estaban en el PP se van a Vox: Hay una relación que indica que tienen una gran sintonía en cuanto a grupo político. Y Ciudadanos ha aceptado entrar en esa sintonía», ha aseverado, informa Efe. Por el momento, Más Madrid «no tiene previsto» ningún otro encuentro con el resto de fuerzas políticas, a la espera de «despejar» si Ciudadanos, «como parece, está ahora mismo en conversaciones con la extrema derecha».