Cae «El Viejo», un peligroso «narco» colombiano vinculado al cártel de Medellín

Agentes de la UDYCO (Unidad de Drogas y Crimen Organizado), de la Policía Judicial, han detenido, a las puertas de un hotel de Madrid, a Leonidas Vargas, «El Viejo», un importante narcotraficante

M. J. ÁLVAREZ. MADRID.
Actualizado:

Agentes de la UDYCO (Unidad de Drogas y Crimen Organizado), de la Policía Judicial, han detenido, a las puertas de un hotel de Madrid, a Leonidas Vargas, «El Viejo», un importante narcotraficante colombiano por el que se ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares y que estaba entre los 19 delincuentes más buscados por Colombia.

El detenido, de 57 años, tenía pasaporte venezonalo falso. Al comprobarse la verdadera identidad del detenido, la Policía lo puso a disposición de la Audiencia Nacional y el juez de instrucción Fernando Andreu acordó su ingreso en prisión a la espera de conocer si Vargas está reclamado por la justicia de su país.

Vargas está considerado un «importante «cabecilla» del narcotráfico en Colombia, relacionado con el desarticulado cartel de Medellín, dirigido por Pablo Escobar, según las citadas fuentes.

Nacido en mayo de 1949, Vargas, alias «El Viejo» o «Paras de Alicate», que es al parecer el jefe de los cárteles del Caquetá y del sur del país, fue condenado a 19 años de prisión por delitos de narcotráfico y a otros 26 años de cárcel por homicidio, porte ilegal de armas y enriquecimiento ilícito, penas por las que estuvo recluido en varios centros de máxima seguridad en Colombia. Además, fue acusado de intentar asesinar al candidato presidencial del Partido Liberal de Colombia, el ex ministro Horacio Serpa, cuando se encontraba en la prisión de La Modelo (Bogotá).

Por otra parte, agentes de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil de Madrid, en colaboración con la Agencia Antidroga norteamericana (la famosa DEA) se han incautado en Las Rozas de 780 kilos de cocaína que transportaban seis personas en una furgoneta de alquiler. Los hechos sucedieron el pasado sábado cuando se iba a proceder a hacer la entrega del alijo -20 fardos de arpillera-.

El volumen de lo decomisado, cercano a la tonelada, no es nada desdeñable, sobre todo, por el lugar en donde se intervino, el interior de la Península. Su valor en el mercado hubiera alcanzado los 50 millones de euros.

La operación, bautizada como Ascensor-Palacio, comenzó a principios del pasado mes de febrero. Se sospecha que el origen del «polvo blanco» es Bogotá y que tras su llegada hasta algún punto de Portugal, fue trasladada en un vehículo hasta la capital española. Según se cree, la mercancía fue trasladada desde el país lusitano hasta Madrid en una furgoneta, en 20 fardos con envoltorio de artillería por lo que es posible se introdujeran por vía marítima. Ante las conexiones internacionales de la supuesta red de narcotraficantes se pusieron en marcha todos los dispositivos; así, se contó con el apoyo de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA).

Las pesquisas condujeron la noche del pasado sábado hasta las inmediaciones de la carretera de La Coruña, junto a dos centros comerciales -Heron City y Las Rozas Village-, en donde se iba a proceder al intercambio de la droga.

«Polvo blanco» y dinero

Allí la Guardia Civil procedió a la detención de la mitad de la banda, y horas después arrestó a los otros dos. El último, un abogado español, se entregó el domingo, ya que sabía que iba a correr la misma suerte. Su despacho ha sido registrado en espera de más pistas. Los detenidos son tres colombianos -L. J. E.O., M. A. M. O. y A. M. G. R.-, dos españoles -M. J. F. y J. Z. C.- y un norteamericano -C. S.-.