El veto de Trump no frena el plan de Huawei en Gran Vía

El gigante chino prevé inaugurar en Madrid su tienda más grande de Europa a finales de junio

MADRIDActualizado:

La guerra comercial desatada entre China y Estados Unidos vive uno de sus episodios cruciales en Madrid. El «campo de batalla» está ubicado en el número 48 de la Gran Vía. La esquina más moderna de la centenaria calle tiene previsto albergar la tienda más grande de Huawei en Europa. Mientras que las obras avanzan a todo ritmo en su interior, las especulaciones han dejado estos días en el aire su inauguración, planificada para finales del próximo mes de junio. Sin embargo, el gigante de telefonía móvil no tiene intención alguna de frenar su apuesta por el mercado madrileño. Así lo han confirmado a ABC fuentes de la compañía china, que informan, además, de que también abrirán su buque insignia en Barcelona.

La fachada del local, de más de 2.000 metros cuadrados, recibe al viandante con un «¡Hola Madrid!». El tirón de la Gran Vía como eje comercial no tiene rival en estos momentos y la marca asiática no es ajeno a ello. Un estudio la ha situado esta misma semana como la calle comercial más transitada de España y la tercera de Europa, según el informe «Tráfico Peatonal y CCP de las calles comerciales europeas», publicado por TC Group Solutions. Sus tres tramos han quedado sólo por detrás de Carnaby Street y Prompton Road de Londres, que lideran el «ranking». Con la misma seguridad con la que la compañía ha desdeñado públicamente la prórroga de tres meses que Trump ha dado para imponer su veto, la tienda de Madrid interpela ya a sus potenciales clientes con la frase: «¿Imaginamos el futuro juntos? Huawei. Make it possible (hazlo posible)».

El tráfico de peatones que la atraviesa diariamente es un caramelo para las marcas. Con una media de 16.741 peatones –según el citado informe–, tiendas de moda, restaurantes de comida rápida y hoteles se han repartido la tarta comercial de la Gran Vía. El local del número 48 cuenta con un espacio de dos plantas. Según los planes de la compañía, sus 2.000 metros cuadrados estarán enfocados al consumidor con servicios de venta, reparación, atención al cliente e información.

Pulso a Apple de Sol

Ubicado en un punto estratégico, los expertos ven un claro pulso al mítico local que Apple abrió en 2014 con una política de comunicación opuesta a la de Huawei: guardar silencio para general expectación. Su rival directo no ha escondido sus intenciones desde que, el pasado 27 de diciembre, el director de la unidad de negocio de Huawei Consumo en España, Pablo Wang, publicara en su cuenta de Twitter una foto de la tienda en obras junto al citado mensaje «Hola, Madrid».

La tienda de Madrid tiene, según los expertos, un papel fundamental en la expansión del negocio de telefonía móvil. Europa es el mercado que Huawei quiere conquistar desde hace tiempo tras conseguir posicionarse como líder del mercado en nueve de sus países. Consultoras especializadas en el sector como IDC cifran en un 29% la cuota de mercado que copa en el Viejo Continente. El año pasado, según un informe de IO Investigación lograron superar a Samsung en ventas de terminales en España.

Con todo, el local llamado a ser el buque insignia de la marca en el continente europeo no es un asunto menor para sus planes estratégicos. Sobre todo porque la Gran Vía ha adquirido un gran dinamismo comercial en el último año y medio que tiene un claro reflejo en el mercado inmobiliario.

Turismo y compras

Sus 1,36 kilómetros han afrontado en los últimos dos años una reconversión de sus principales edificios con el foco puesto en el turismo –con la llegada de grandes hoteles– y las compras masivas. Así lo señalan estudios recientes de consultoras como Knight Frank. El otrora «Broadway madrileño» –sólo siete edificios mantienen su uso principal como cine o teatro– es ahora el espacio predilecto de las marcas. Sus aceras se han transformado por completo. El número 48 es un paradigma dentro los casos de éxito que se han registrado en los últimos meses. Si nada trastoca los planes de Huawei, el inmueble dará cobijo a ambos fenómenos, el comercial y el turístico.

Es el edificio más joven de la Gran Vía –el primero de nuevo cuño desde 1931– y ocupa el solar donde estuvo el edificio del Banco Atlántico, derribado en 2011. El arquitecto Rafael de La Hoz diseñó para la esquina con Tudescos un moderno bloque de viviendas de lujo –la mayoría de ellos apartamentos turísticos– y un local. Antes de la entidad bancaria, estuvo allí el Hotel Nueva York, en cuyos bajos se instaló la sala Actualidades, el más pequeño de los cines de la emblemática calle.

La moda y la oferta de bares y restauración son el tipo de negocio que más cuota acapara a ras de acera, sin que exista actualmente una gran competencia en el campo de la tecnología. Sin embargo, es el tipo de viandante que la transita el factor en el que se fijan compañías como Huawei para instalarse en la Gran Vía.

Los estudios de Knight Frank al respecto destacan que el perfil de comprador mayoritario que pasa por sus escaparates –un 32% sobre el total– tiene entre los 25 y 34 años.

Un rango de edades que engloba a una gran parte del público objetivo de la marca. Las compras de productos electrónicos suponen un 12% del total de las que se realizan.