Verano «desenchufado» y seseante

El recital de mañana de Ismael Serrano dará el pistoletazo de salida a la presente edición de «Los Veranos de la Villa», el oasis cultural que, cada año, ofrece el Ayuntamiento de Madrid cuando el termómetro se sube por las nubes. Pasen y vean MADRID. Un cartel marcado por el sonido acústico y el seseo sureño es el que comienza mañana en los diferentes escenarios que albergan, un año más, el ciclo cultural Los Veranos de la Villa. Aunque la tanda de espectáculos arrancará mañana con un recital del vallecano Ismael Serrano, la puesta del largo del programa, que se extenderá hasta el 14 de agosto, tuvo lugar ayer sobre el mismísimo escenario del Patio del Conde Duque. Allí estuvieron la directora del festival, Mora Apreda, y tres de los seis artistas que estaba que previsto que se hicieran cargo de la presentación: Ismael Serrano, Jorge Drexler y la dama de la canción, María Dolores Pradera, quien hizo gala de su saber estar sobre las tablas después de más de 40 décadas dedicada al arte y se presentó puntual ante los medios de comunicación. Serranito excusó su ausencia, y Miguel Ríos y Antonio Vega hicieron posteriormente acto de presencia. Apreda resaltó las dos novedades de la presente edición: la nueva orientación del escenario y mejora de las gradas, y la inclusión del Matadero de Argenzuela entre los «paisajes escénicos». Ismael Serrano explicó que el grueso de su actuación lo conformará su último disco, «Naves ardiendo más allá de Orión», con el que se encuentra de gira desde el pasado abril. «Ojalá todos los cuarteles se convirtiesen en lugares de conciertos», expresó el cantautor madrileño, quien cedió el testigo al uruguayo Jorge Drexler, reciente ganador de un Oscar. Drexler alabó el escenario del Conde Duque, al que calificó como «tan recogido como un teatro y tan abierto como al aire libre». María Dolores Pradera recordó que, hace cuatro años, actuó por última vez en el ciclo, y adelantó que llevará en su actuación una banda de cuatro músicos y un mariachi de cinco personas, con el que dará forma a canciones como la popular «Tu nombre me sabe a hierba», del maestro Serrat. Patio del Conde Duque. Acogerá, principalmente, recitales de solistas de varios estilos. Dentro de la canción de autor destacan Ismael Serrano (1 de julio), Jorge Drexler (7 de julio) y Antonio Vega (16 de julio). De Brasil llega Gal Costa (5 de julio) y Cibelle (25 de julio). También actuarán en este recinto Serranito (6 de julio), Miguel Ríos (8 de julio), Claudio Baglioni (11 de julio), Robert Gray (19 de julio), Sargento García + Chambao (27 de julio) y la obra «Las mil y una noches», a cargo de Els Comediants, del 4 al 7 de agosto. Matadero de Legazpi. Sede de la ópera y la danza, pasarán por él, dentro del primer género, «Falstaff», de Verdi (del 7 al 10 de julio); «Norma», de Bellini (del 4 al 6 de agosto), y «María de Buenos Aires», dirigida por José Carlos Plaza (9 y 10 de agosto). Dentro de la danza se puede destacar la actuación de Eva Yerbabuena y su ballet flamenco (13 y 14 de julio), la compañía de Manuela Carrasco (22 y 23 de julio), la de Martha Graham (30 y 31 de julio) y el ballet de San Petersburgo (12 y 13 de agosto). Además, del 25 al 27 de julio también podrá disfrutarse del Circus Baobab. Jardines de Sabatini. Una miscelánea de géneros se dará cita en este emblemático espacio, donde destacarán 34 Puñaladas (16 de julio), Javier Ruibal (30 de julio), José Menese (5 de agosto), Carmen Linares (7 de agosto), Rancapino/Sordera/El Nano y el Gordo de Jerez (9 y 10 de agosto) y Diego «El Cigala» (13 de agosto). Veranos en la calle. En este apartado sobresalen «Andante en moto-Quijote, se rueda» (julio) y el ciclo «Música para la puesta de sol». Plaza Mayor. El 15 de julio ofrecerá un concierto la orquesta y coro de la Staatskapelle Berlín, dirigida por Daniel Barenboim. Centro Cultural de la Villa. Se ofrecerán obras de teatro, danza, zarzuela y actividades paralelas durante la duración de Los Veranos de la Villa. Teatro. El Español, El Canto de la Cabra, el Pradillo y los Jardines de Galileo serán los lugares donde se ofrecerán representaciones teatrales. Asimismo, un año más, «Titirilandia» será el espacio reservado para los más pequeños. Cine. La Bombilla ofrecerá diversas proyecciones -hasta el 3 de septiembre- a precios populares.

TEXTO: CARLOS HIDALGO/
Actualizado: