El número 3 de Juan Bravo, donde prevén levantar pisos de lujo
El número 3 de Juan Bravo, donde prevén levantar pisos de lujo - ISABEL PERMUY
SECTOR INMOBILIARIO

La venta de viviendas de lujo se dispara un 25%

Quedan 200 residencias «prime» de obra nueva en Madrid, segunda capital europea con mayor crecimiento interanual de precios tras Mónaco

MADRIDActualizado:

Corren buenos tiempos para el lujo inmobiliario. El sector del residencial «prime» –viviendas de más de 200 metros cuadrados con 3 o más dormitorios– ha dejado definitivamente atrás la crisis. El número de transacciones, tanto de obra nueva como de segundas transmisiones, ha aumentado un 25% según los datos del Ministerio de Fomento. Una subida de la demanda que se ha notado especialmente en los distritos más exclusivos de la almendra central, es decir, dentro de la M-30.

Todo ello, viene acompañado de un crecimiento de los precios del 5,2% durante el tercer trimestre, por delante de mercados como Londres, Roma o París.

Así se desprende del último informe que la consultora internacional Knight Frank ha presentado recientemente. En él, Madrid destaca como la segunda ciudad europea con mayor crecimiento interanual de precios, solo por detrás de Mónaco –con un 9,4%–, y muy por encima de la media europea –un 0,8%–. Una situación que llega después de que el valor de las viviendas de lujo madrileñas se redujese un 22% de forma acumulada desde el inicio de la crisis.

Transacciones rápidas

Las buenas expectativas de crecimiento sitúan a Madrid como una de las ciudades favoritas para clientes «solventes» –sin necesidades de financiación– tanto nacionales como internacionales. La demanda ha alcanzado un «buen pulso» y el plazo medio de comercialización desde que una vivienda sale a la venta y la formalización de la compra se ha reducido desde los 10-12 meses a los 3-6 meses actuales.

Los precios de cierre son también «más altos». «La conclusión es que precio y plazo se están combinando», explica Javier Morán, gerente del residencial de lujo en dicha consultora.

«Los distritos más demandados son Salamanca, Jerónimos y Chamberí, donde el precio de la vivienda más solicitada ronda entre 1 y 2 millones», explica el director de Residencial y Suelo de la firma, Ernesto Tarazona. Entre los tres reúnen el 70% de la demanda actual. Jerónimos (7.000 €/m2) y Salamanca (7.500 €/m2) han liderado las recuperación con unas subidas de precios del 8% y 7%, respectivamente, en segundas transmisiones.

Tras ellos se sitúa Chamberí (6.500 €/m2) con un 3% ; Justicia (5.000 €/m2) y Paseo de la Habana con un 2%; El Viso con un 1% y Castellana, donde los precios se han mantenido estables en el último año.

Atendiendo a la vivienda nueva, los incrementos de precios son más moderados. Salamanca y Chamberí se mantienen a la cabeza con un 4%, seguidos de El Viso (2%). Justicia y el paseo de la Habana presentan caídas del 2% y del 4%, marcadas por un «stock» muy reducido y fuera de mercado. «No obstante, los nuevos proyectos harán subir los precios pronto en estas zonas»,explica Tarazona en referencia a los porcentajes negativos.

Inversor latinoamericano

En cuanto al tipo de inversor, el 70% de los compradores de vivienda de lujo son nacionales mientras que el 30% es internacional, el doble que hace dos años. Fundamentalmente se trata de compradores de origen latinoamericano que buscan producto de lujo en el centro de Madrid o una segunda residencia. «Estamos viendo como la vivienda se ha convertido en una especie de banca privada para un grupo exclusivo de cliente que es muy solvente», señala Tarazona.

Desde la inmobiliaria esperan que el precio medio crezca en los próximos meses entre un 5-10 % y que la entrada de nuevo producto provoque un recorrido en los precios que «no estamos acostumbrados a ver».

Según sus datos, solo quedan 200 viviendas nuevas de carácter «prime» en Madrid. Aunque hay poco producto y suelo disponible, el mayor «stock» se concentra en Salamanca (32 %) y Chamberí (23 %). Por ello, la nueva promoción en los próximos años pasa por la rehabilitación. «Hay un volumen importante de demanda insatisfecha en Madrid», explica este analista, que añade que «de los 700 millones de euros de oferta disponible en venta en 2014, el mercado se ha reducido a 500 millones, lo que supone una absorción de un 30%. El apetito de la demanda está provocando un verdadero problema», concluye Tarazona.