La placa de Juanda Doña, tachada y sustituida por Batalla de Belchite
La placa de Juanda Doña, tachada y sustituida por Batalla de Belchite

Vandalizan la placa de Juana Doña y la sustituyen por una batalla de la Guerra Civil

La activista, que creció en Lavapiés y vivió en Arganzuela, estuvo presa durante 20 años en varios centros de la región

MADRIDActualizado:

La placa de la calle de Juana Doña, en el distrito de Arganzuela, apareció ayer vandalizada. Varias personas tacharon su nombre con un espray azul y, en su lugar, pintaron un grafiti con la anterior denominación: Batalla de Belchite. El cambio de nombre fue aprobado en primavera por el Ayuntamiento, incluido en el callejero franquista, que englobaba a 52 calles de la capital. Uno de los cambios en la nomenclatura supuso reconocer a la activista feminista Juana Doña, que falleció el 18 de diciembre de 2003 en Barcelona. La feminista creció en el barrio de Lavapiés y vivió sus últimos 25 años en el distrito de Arganzuela.

«Luchadora incansable» por los derechos de las mujeres, formó parte de la Agrupación de Mujeres Antifascistas y fue recluida durante 20 años en distintos centros penitenciarios de Madrid. A su puesta en libertad, fundó en el exilio el Movimiento por la Liberación e Igualdad de la Mujer.

Recuerdo de Juana Doña
Recuerdo de Juana Doña

La Batalla de Belchite, por su parte, tuvo lugar en 1937, durante la Guerra Civil, en Zaragoza. Se desarrolló entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre, con bombardeos aéreos. Belchite —un pueblo situado a escasos 50 kilómetros de la capital aragonesa–, finalmente, fue tomado por las fuerzas republicanas. En marzo, el lugar volvió a sufrir ataques de artillaría y el pueblo terminó de destruirse tras la embestida de la aviación italiana y alemana. Según posteriores recuentos, la batalla se saldó con 5.000 muertos y 3.000 prisioneros.