Madrid venderá la sede de Urbanismo para cuadrar su presupuesto

Madrid venderá la sede de Urbanismo para cuadrar su presupuesto

Las cuentas de 2012 se cerrarán con superávit e incluyen también la venta de su parte en el Canal de Isabel II

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

3.879 millones de euros. Ese será el presupuesto del Ayuntamiento de Madrid para el año 2012, unas cuentas que se elevan hasta 4.655 millones si se suman los 726 millones que tendrá que destinar a amortizar deudas. El concejal de Hacienda, Juan Bravo, asegura que se cerrarán con un superávit -en términos de contabilidad nacional- de 234 millones de euros, y con la deuda reducida a algo más de 5.600 millones al acabar el año. Respecto al pago a proveedores, el Ayuntamiento madrileño espera haberse puesto al día con ellos -es decir, pagar las facturas a 50 días- en unos 18 meses, salvo que una ampliación de la línea de créditos ICO les permita recortar estos plazos.

Los ingresos del año próximo aumentan sensiblemente por la venta de su parte del Canal de Isabel II y de la sede de Urbanismo, en la calle Paraguay. Además, se reducen gastos como la aportación al Consorcio Regional de Transportes -159 millones menos por la cesión del control de Metro-, o la subrrogación de Calle 30 -90 millones más de ahorro-.

Los ingresos del año que viene aumentan sensiblemente

El presupuesto no financiero -el que se dedica a pagar nóminas y servicios y a las inversiones- se ha reducido un 21 por ciento desde el inicio de la crisis, en 2008. Entre otras cosas, por la amortización de 1.851 puestos de trabajo. Las inversiones para el año que viene se quedan en apenas 224 millones, pese a lo cual el gobierno local promete iniciar obras como la construcción del polideportivo de Vallehermoso, o la plaza de Barceló.

Por áreas, todas reducen sus presupuestos -en especial Medio Ambiente, por las menores aportaciones al Consorcio de Transportes-, excepto Familia y Seguridad. Y los distritos vuelven a verse recortados: en un 6 por ciento de media, aunque algunos como Centro y Chamberí sufren un recorte de hasta el 11 por ciento. La causa, en este caso, es que sus sedes, hasta ahora alquiladas a una empresa municipal, pasan ahora a ser propiedad municipal, con lo que se ahorran el arrendamiento.

El alcalde Alberto Ruiz-Gallardón indicó que los presupuestos de 2012 no reducen ningún servicio público, "por el contrario, se ponen en marcha 16 nuevos centros". Sobre su futuro, no quiso desvelar nada: "Estos son los últimos presupuestos locales que he presentado, sí. Pero también esta mañana es el aúltima vez ue desayuné, y mañana pienso volver a hacerlo".