La última campaña social y casi «hippy» de Metro de Madrid

Los carteles y el vídeo, de la agencia Noho, incluyen ecologistas, viajeros con perros o bicicletas, parejas multirraciales y a los hermanos rockeros de Gran Vía

MADRIDActualizado:

El Gobierno de Madrid está dispuesto a dar la campanada con su última campaña publicitaria para Metro de Madrid. La agencia NOHO ha sido la elegida para dar un corte social y alternativo, con cierto aire «hippy», a la última campaña de Metro, en la que aparecen viajeros con perros o en bicicleta, parejas multirraciales o los famosos hermanos rockeros de la Gran Vía, como ejemplo de la diversidad de la sociedad madrileña y, por ende, de los usuarios de Metro.

«El movimiento», es el eje central de la campaña, que gira en torno a la inclusión social. Ese movimiento colectivo, personalizado en el uso del Metro, defiende valores de sostenibilidad o respeto a la diversidad.

Entre sus protagonistas, un joven barbudo que sale del vagón con su bicicleta; otro que pasea un perro; una pareja multirracial con su hijo; vecinas del barrio de toda la vida; o esa entrañable pareja de hermanos rockeros que han envejecido a la puerta del que fuera (hasta hace algunos años) Madrid Rock.

La agencia ha reclutado a los personajes en la calle, para aportar realismo y credibilidad. «Son una muestra representativa de la sociedad madrileña, con la variedad social y cultural propia de una ciudad cruce de caminos como es la capital» afirma David Pozo, Director Creativo Ejecutivo de NOHO Comunicación y responsable de la creatividad de la campaña.

Cerca de 200 personas han participado en el spot -producido por The Brownie Film Co.-, entre actores, figuración, personal técnico y representantes de la agencia y del anunciante. Se rodó en un día.

Las fotografías de las vallas publicitarias son producto de la colaboración con la productora 7 Frames y el fotógrafo Bert Teunissen, experto en retratar realidades sociales. La campaña tendrá una nueva entrega en fechas navideñas, con nuevos protagonistas y, anuncian sus responsables, algo de magia.