El túnel de María de Molina cierra para acabar con las filtraciones hasta el 9 de septiembre

El Ayuntamiento acometerá obras de mejora para evitar nuevas filtraciones

MadridActualizado:

El túnel de María de Molina, que une el paseo de la Castellana con la A-2 (la carretera de Barcelona) y con la avenida de América, cerrará desde el próximo lunes hasta el 9 de septiembre. Durante este periodo el Ayuntamiento acometerá unas obras de conservación y mejora de las instalaciones que arrastran problemas son las filtraciones de agua desde el pasado invierno y que se generan cada vez que llueve de manera prolongada en el centro de la capital.

Las obras se realizarán en dos fases. En la primera, que se abordará desde las 9.30 horas del 13 hasta el 31 de agosto, se cortará totalmente el túnel y todos sus accesos. En la segunda, que abarca desde el 1 hasta el 8 de septiembre, se abrirá al tráfico el carril derecho del acceso al túnel, pero se mantendrá el corte en dirección a la A-2. Finalmente, el 9 de septiembre se reabrirá el subterráneo y todos sus accesos.

Desde el Ayuntamiento piden la colaboración de los conductores para evitar el eje de Castellana-avenida de América, para evitar generar retenciones. Los vehículos que accedan desde la A-6 (la carreta de La Coruña) deben evitar pasar por la calle de Cea Bermúdez y la de José Abascal. Como alternativa, el Consistorio recomienda optar por la M-30 y el eje de Sinesio Delgado. Aquellos vehículos que procedan desde del sur por el paseo de la Castellana deben continuar por los carriles centrales y buscar la A-2 por el eje que forman la plaza de Cuzco, la calle de Alberto Alcocer y la plaza de José María Soler y aquí tomar la M-30 en dirección A-2; o a través del túnel de la Gran Vía de Hortaleza a buscar la M-40 y, después, coger la carretera de Barcelona.