Trinidad Jiménez: «Hay que abordar la inseguridad con más policía, mejor pagada y coordinada»

Esta abogada de 39 años, positiva y abierta, viene dispuesta a comerse la ciudad. Quiere, sobre todo, dotarla de un proyecto de futuro. Apunta soluciones para la inseguridad y el tráfico, entre ellas sacar del centro focos administrativos y financieros que atraen a miles de ciudadanos y a sus coches.

SARA MEDIALDEA
Actualizado:

MADRID. Es como una inyección de vitalidad. Su despacho y su sonrisa desprenden una calidez contagiosa. Quiere ser la primera alcaldesa de Madrid, modernizando la ciudad y dotándola de un proyecto del que ahora, en su opinión, carece.- ¿Se esperaba la oposición interna?- No he sentido oposición interna. He acudido a las agrupaciones a verme con los militantes, contarles cómo quería hacer mi proyecto para Madrid, y he encontrado una recepción muy buena, y me ha sido enormemente útil porque he tenido la oportunidad de conocer muchas de las propuestas que los militantes quieren que se ncorporen a nuestro proyecto para Madrid. El debate que se ha producido es el propio de un partido político que quiere encontrar el mejor candidato para ganar las elecciones. Yo solamente considero la posibilidad de ser candidata si cuento con el apoyo de todos: dirección y militantes.

Imposición

- Hay quien ha visto en su nombre una imposición de la Dirección.- No, no, eso ni es el estilo de la dirección ni el de Rodríguez-Zapatero: él hizo una propuesta, nunca quiso imponer ningún nombre, y pidió que esa propuesta se tomara en consideración: La decisión le corresponde a los militantes de Madrid. - ¿Le gustaría presentarse a primarias para tener ese respaldo de la militancia?- Estoy dispuesta a presentarme a primarias con cualquier otra persona que quiera hacer uso de ese derecho; es un procedimiento aprobado en nuestro congreso para seleccionar a los candidatos que estén en mejores condiciones de ganar las elecciones. Si se presenta más de un candidato, estaré encantada de presentarme a primarias, además confiando en que podré ganar. Si no hay candidatos, no tiene sentido hacerlas.- El posible candidato, Joaquín Leguina, ha hecho alguna afirmación pública comparando sus currículum. ¿Le ha molestado?- Soy una mujer muy segura de mí misma; sé muy bien cuál es mi trayectoria y lo que deseo para el futuro de mi partido. No me siento personalmente afectada por ningún tipo de expresión que se haya podido pronunciar. Solamente me preocupan determinadas expresiones en la medida en que puedan perjudicar la imagen de mi partido, o poner en riesgo el proyecto que representamos determinadas personas. Joaquín Leguina es un amigo y un compañero del partido, una persona a la que tengo un gran respeto personal y profesional, y no siento que haya hecho nada por lo que me tenga que sentir ofendida. - ¿Cómo ha visto Madrid los doce años de gobierno de Manzano?- La principal crítica al actual alcalde es que no tiene proyecto para Madrid. Cuando viajo veo cómo las grandes ciudades han ido creciendo, cómo se van incorporando a ese panorama de grandes urbes del siglo XXI y veo que Madrid está perdiendo la oportunidad de estar en ese grupo. Madrid es una ciudad fantástica, bellísima, con muchas posibilidades, pero siento que estos últimos años han sido años perdidos. Y lo digo con un sentimiento de pena. Ahora nos encontramos con problemas muy graves que no se han sabido resolver: la inseguridad, el caos del tráfico y el caos urbanístico.

Seguridad

- Hábleme de su proyecto para Madrid.- En primer lugar, la seguridad. Sería una de mis prioridades. Sin seguridad no hay posible ejercicio de la libertad. Apostaría por abordar el problema de seguridad ciudadana que existe: no sólo el déficit importante de agentes, sino que éstos estén mejor dotados, con más recursos y mejor pagados. Que haya una planificación global en contacto con otras Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado. Madrid es capital, y tiene que tener una permanente coordinación con el resto de administraciones. Después, la seguridad también hay que asegurarla desde otros planteamientos, que tienen que ver con políticas sociales, y esto implica inversión y desarrollo. Nadie duda que una parte de la inseguridad proviene de la marginalidad. Atajar la marginalidad implica poner en marcha muchísimas actividades de carácter social. Y otra cosa: la seguridad no se puede arreglar pensando en que quede en manos privadas. Eso es una apuesta que se ha hecho últimamente y es un error gravísimo: seguridad para quien pueda pagársela es una discriminación inaceptable. Y luego está el problema del tráfico.

Plan nacional contra el atasco

- No me diga que tiene la solución.- Madrid es un caos de tráfico que me resulta bastante incomprensible. Hay varios elementos en los que se podría actuar de forma inmediata, y se resolvería algo el problema de tráfico: en primer lugar, una cultura cívica, no permitir las infracciones que hay permanentemente en el centro de Madrid. Una segunda, tercera o cuarta fila, no lo he visto prácticamente en ninguna ciudad del mundo. En segundo lugar, y sé que es una medida a consensuar, cuando veo en el centro de Madrid los camiones de reparto a las 12 de la mañana, me parece incomprensible. También hay que mejorar algunos accesos desde la corona metropolitana, que la gente pueda dejar su coches fuera y haya un buen desarrollo de transporte público. El problema de tráfico habría que planteárselo como un gran plan a largo plazo, en el que también se impliquen el resto de las administraciones. Habría que pensar en desahogar el centro. y estudiar de forma seria acometer el desafio de poner en marcha un gran proyecto que saque del centro alguno de los focos que están bloqueando la movilidad.- ¿Hablamos de centros administrativos, políticos, financieros...?- Podría ser. Me parece que esto son ideas que en algún momento han surgido, que consideran los urbanistas y expertos, pero esto todavía tiene que ser objeto de una reflexión, y habrá que conversar con los sectores sociales. No vamos a dejar pasar las cosas como ocurre ahora. - La inmigración aumenta.- El fenómeno de la inmigración hay que verlo como tal, como fenómeno, y ofrecer soluciones, y no limitarse a decir que ha traído más delincuencia a esta ciudad. Eso no resuelve nada; todo lo contrario, perjudica el ámbito de convivencia. El fenómeno de la inmigración hay que ordenarlo. Hay que controlar las entradas de los inmigrantes, hay que atajar la inmigración ilegal, y favorecer la integración de esas personas que han venido a trabajar, a vivir, a tener hijos y a incorporarse al panorama de la ciudad. Madrid siempre ha sido una ciudad tolerante y abierta. En el futuro, Madrid será una ciudad internacional, como van a ser las grandes ciudades, nos guste o no nos guste, y a mí me gusta.- ¿Qué opina de las privatizaciones de servicios municipales?- El PSOE no está en contra de la privatización de la gestión de los servicios públicos en general. No importa tanto privatizar un servicio sino ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos. A veces, la privatización posibilita que se ofrezca un mejor servicio, pero hay que tener muy claro que el garante último de ese servicio es la administración.

Consejo de Bellas Artes

- Valore la política cultural del PP.- Este es uno de los grandes déficits de la gestión municipal del PP; haber olvidado que Madrid es una ciudad con una enorme riqueza creativa, donde hay una gran cantidad de personas que tienen una gran fuerza creativa pero ninguna posibilidad de tener espacios para desarrollarlo. Me llama la atención que en Madrid no exista un Consejo de las Bellas Artes que reúna a las tres administraciones para coordinar toda la gestión que tenga que ver con el mundo de las artes y la cultura en Madrid. No sé cuál es el proyecto cultural para Madrid. Sé que existen magníficas pinacotecas, pero ¿quién las pone en comunicación? No existe una Bienal de arte, está Arco pero es una feria, magnífica pero comercial, al final no depende de ninguna administración. Ni existe un gran festival de música, ni de cine... - La Ley de Capitalidad se promete pero nunca se hace.- No ha habido la suficiente voluntad política para poner en marcha algo que cada día se siente más necesario. Madrid, por su peculiaridad, necesita una Ley de Capitalidad. mi partido es consciente de ello, y va a ser una de las iniciativas que reclame con mayor fuerza cuando asuma el Gobierno de la ciudad, porque el futuro de la política va a pasar necesariamente por las grandes capitales. Incluso yo me atrevería a aventurar que la centralidad de la política se va a desarrollar en el espacio urbano, y el papel que hoy día tienen los Estados lo van a cumplir incluso las ciudades. Las grandes ciudades van a ser centros económicos, de intercambios comerciales y de cultura. Me imagino, por ejemplo un Madrid centro de la lengua española, en contacto con otras grandes capitales de lengua española, que no solamente están en Iberoamérica, sino también en Estados Unidos; Los Ángeles es la tercera ciudad de habla española del mundo.

Madrid es la llave

- Madrid es la llave para ganar España.- Qué duda cabe que ganar el Gobierno de Madrid, si no da garantía absoluta, sí que tiene un gran efecto para ganar las elecciones posteriores para el Gobierno nacional, sin duda ninguna. Ganar las elecciones municipales supone anticipar la victoria de lo que van a ser las legislativas.- Y si no gana  las elecciones, ¿se va a marchar del Ayuntamiento, como han hecho otros grandes nombres antes de usted?- No, en absoluto. Me quedaré en el Ayuntamiento. Tengo una gran ilusión con el proyecto que vamos a ofrecer, que va a recuperar ese sentido de pertenencia y de orgullo de la ciudad de Madrid. En la hipótesis de que perdiera, digo que cuando asumo una responsabilidad política, la asumo hasta el final, con todas sus consecuencias: para ganar y gobernar en Madrid, o para perder y quedarme en el lugar en que me correspondería.- ¿Cree que el Ayuntamiento de Madrid se ha dejado pisar el terreno por la Comunidad?- Este Ayuntamiento tiene un bajo perfil político: hay que recuperar el protagonismo del Ayuntamiento de Madrid. El papel central que puede jugar el Consistorio yo no creo que lo esté jugando en este momento. Hay que recuperar protagonismo para el Ayuntamiento, cosa que no hace el actual alcalde.