Imagen de archivo de 2014 de protestas en la fábrica de Coca-Cola
Imagen de archivo de 2014 de protestas en la fábrica de Coca-Cola - IGNACIO GIL

El Tribunal Supremo confirma que la readmisión a los trabajadores de Coca-Cola Fuenlabrada es correcta

Coca-Cola European Partners Iberia cierra así su proceso de reordenación industrial y apuesta por «seguir mirando al futuro»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Tribunal Supremo ha confirmado hoy el fallo de la Audiencia Nacional y considera que el proceso de readmisión de los trabajadores de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada es correcto, y desestima por tanto el recurso presentado por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

El Supremo ha avalado de esta forma la decisión adoptada por la Audiencia Nacional en septiembre de 2015, que ya consideró que la compañía se había ajustado a Derecho a la hora de readmitir a estos empleados, tras declarar nulo el ERE aprobado en 2014.

La Sala de lo Social de este organismo «ha confirmado las resoluciones de la Audiencia Nacional sobre la regularidad de la readmisión efectuada a los trabajadores del centro de Fuenlabrada», según ha informado en un comunicado el Tribunal.

De esta manera, Coca-Cola European Partners Iberia cierra su proceso de reordenación industrial y apuesta por «seguir mirando al futuro». «La decisión del Tribunal Supremo da la posibilidad a Coca-Cola European Partners Iberia de cerrar el proceso de reordenación industrial iniciado tras la integración de los siete embotelladores ibéricos», ha señalado el embotellador español en un comunicado.

La multinacional ha subrayado que durante este tiempo ha buscado en todo momento «ofrecer una solución que conciliase la necesidad de la empresa» de hacer del Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL) un «centro eficiente, que es la mejor garantía de su futuro y asegurar la empleabilidad de sus trabajadores».

De esta forma, el embotellador apuesta por «seguir mirando al futuro» y hace un llamamiento al conjunto de sus empleados, formado por más de 4.000 trabajadores que, en su mayoría, han permanecido ajenos a este proceso, continúen centrados en apostar por el crecimiento y la creación de valor para todos.

Coca-Cola European Partners Iberia ha recordado que la integración de los embotelladores hizo «necesario un proceso de reorganización de las actividades», debido a la existencia de una sobrecapacidad de producción que ponía en peligro la viabilidad futura del proyecto empresarial.

En la actualidad, ha recalcado que las plantas de producción en Iberia se encuentran entre las «más eficientes» de Europa, lo que las ha colocado en una buena posición para atender al mercado de la mejor manera posible.