Tres personas mueren en la Nacional I al caer su coche desde la autovía a un arroyo

Tres personas resultaron muertas cuando el vehículo en el que viajaban se salió de la autovía y cayó por un puente a un arroyo. El accidente se produjo a las 10,10 de la mañana, con las calzadas mojadas, en el término de San Agustín de Guadalix, en la Nacional-I. En la ciudad, por su parte, se registraron a lo largo de la madrugada 80 accidentes que se saldaron con 35 heridos de diversa consideración.

MADRID. Mercedes Contreras
Actualizado:

Un nuevo accidente grave de tráfico tuvo lugar ayer por la mañana en la región, mientras en las calles de la capital se multiplicaron los golpes a lo largo de la madrugada, principalmente debido a las calzadas mojadas.

El siniestro grave tuvo lugar, según fuentes de la Dirección General de Tráfico, en el kilómetro 34 de la nacional I, en el término municipal de San Agustín de Guadalix, en sentido Burgos.

CAYÓ POR UN PUENTE

El vehículo un Peugeot 406 matrícula M-1162-SX en el que viajaban las tres víctimas -un matrimonio y el padre del marido- se salió de la vía por el margen izquierdo, atravesó también la calzada contraria y salió por el arcén de la misma, donde colisionó con la valla metálica de protección (pues en ese punto la autovía es un puente sobre un arroyo) y se despeñó por un talud.

Los muertos son el conductor del vehículo, J.J.R.B., de 47 años; su esposa, G.F.M.P., de 49, y el padre del primero, D.R.P., cuya edad se desconoce.

Al parecer, según informó A. Ramírez, las calzadas estaban mojadas en el momento del accidente. Las víctimas quedaron atrapadas en el interior del vehículo, que quedó prácticamente destrozado, y tuvieron que ser rescatadas por los bomberos que se desplazaron a la zona.

También acudieron, junto a la Guardia Civil, tres ambulancias de la Cruz Roja y una UVI móvil del Insalud, pero sus facultativos no pudieron hacer nada.

EN LA CIUDAD

En el interior de la ciudad también se produjeron muchos accidentes en la madrugada, como suele ser habitual en las noches de los viernes.

Se contabilizaron un total de 80 accidentes de tráfico, de los que 35 se saldaron con heridos de diversa consideración. Pese a lo elevado de la cifra, es, según fuentes de la Policía Municipal, más o menos similar a la que suele darse en la madrugada de otros sábados, teniendo además en cuenta que estuvo lloviendo.

En el conjunto de esos siniestros sólo se registró una prueba de alcoholemia positiva, cuanto dos turismos colisionaron, a las 0,50, en la calle José del Pino. Pese a ello, en los controles realizados por los agentes, principalmente cuando comprueban algún tipo de conducción negligente, otros seis conductores dieron también resultaron positivos.

El accidente más significativo tuvo lugar en la calle Payaso Fofó, en el distrito de Vallecas. Un joven resultó herido de gravedad, según fuentes del Samur, cuando el vehículo en el que viajaba chocó contra un camión que estaba estacionado en la citada calle. El joven, de 23 años de edad, sufrió traumatismo craneal severo y fue trasladado por los efectivos del Samur hasta el hospital Gregorio Marañón