Efe

La tragicomedia «El fin de los sueños» se presenta de nuevo en Madrid

MADRID. Efe
Actualizado:

El actor Alberto San Juan, que visitó Madrid el pasado diciembre, trae de nuevo a la capital española su tercera obra: «El fin de los sueños», una tragicomedia de perdedores que tratan de sobrevivir y necesitan «seguir soñando», que desde hoy interpreta la Compañía Animalario, en el Teatro Bellas Artes.

La obra está dirigida por Andrés Lima y protagonizada por el propio San Juan, quien interpreta al dueño de un cabaré de mala muerte por cuyo escenario desfilan los artistas más variopintos de la vida nocturna, a quienes dan vida Guillermo Toledo, Javivi, Nathalie Poza, Roberto Alamo, Alicia Yagþe, Luis Bermejo o Encarna Breis, entre otros.

La tragicomedia habla, según explicó en Madrid su director, sobre la supervivencia en los tiempos difíciles, la lucha por salir adelante de un esperpéntico grupo formado por un mago al que le fallan los trucos, un humorista drogadicto sin gracia, una cantante francesa que olvida las letras de sus canciones, o un cuerpo de baile formado por sólo dos bailarines, fontaneros de profesión. «A pesar del título, la obra muestra la necesidad de esta gente de seguir soñando, pues no les gusta la vida tal y como es», explicó Antonio San Juan, que la próxima semana recogerá el premio Max de Teatro Alternativo al mejor texto contemporáneo por «El fin de los sueños».

«En realidad, lo importante no es reflejar la vida de unos artistas de cabaré, sino hablar de un grupo humano, de gente que se encuentra en un estado de necesidad que les lleva a no cooperar con los demás, sino a enfrentarse. La misma situación podría ocurrir entre la tripulación de un barco o en una familia», especificó San Juan.

Sin embargo, ese esperpéntico mundo que casi ha desaparecido de todas las ciudades del mundo y cuyos artistas «se han reciclado en los ´shows´ casposos de la televisión», es tratado con cariño por la compañía, ya que «el artisteo puro y duro ha muerto. Ya no hay artistas bohemios, y la obra es un homenaje a esa especie en extinción», añadió Javivi.

Así, grandes dosis de humor y una pizca de provocación revisten un fondo dramático y una ácida crítica a los duros tiempos que nos ha tocado vivir, un estilo que, según dijo San Juan, marca todas las obras de Animalario, la compañía que hace cinco años formó el actor junto a Lima, Javivi y Toledo, entre otros, y que en sus orígenes se llamó «Ración de oreja».

Sin embargo, este hablar con voz propia, este humor provocador, ha causado muchas veces perjuicios al grupo, pues «ha sido un obstáculo para que nos contratasen porque mucha gente se asusta y, aunque les gusta la obra, no se atreven a programarla. El panorama del teatro actual es muy conservador, pero nos da igual, éste es el teatro que queremos hacer», dijo Lima.

«Esta es una obra comprometida con su tiempo e inhabitual en los escenarios españoles, esperamos echar un jarro de agua fresca en el panorama teatral actual», mencionó el director del montaje, que cuenta con una sencilla escenografía y con música en directo.

«Estamos en un buen momento para el teatro, pero hacen falta más espectáculos de este tipo, es necesario que los grandes empresarios se reciclen y se renueven. Hay un gran público potencial entre los veinte y los cincuenta años que está deseando ver cosas interesantes», concluyó Lima.