Bautizo de un testigo de Jehová
Bautizo de un testigo de Jehová - EFE

Los testigos de Jehová abarrotan el Wanda Metropolitano con su congreso internacional

El sábado 20 de julio se bautizaron 400 personas que decidieron unirse a este movimiento religioso

MADRIDActualizado:

Durante el fin de semana, el Estadio Wanda Metropolitano cambiólos partidos de fútbol por uno de los congresos más grandes del año en el mundo de los testigos de Jehová, quienes lograron reunir en Madrid a casi 52.000 personas, más de 45.000 de España y 6.400 procedentes de 64 países.

El congreso –celebrado cada cuatro años–, duró tres días: de viernes a domingo. Bajo el lema «El amor nunca falla», se realizaron discursos, escenificaciones y presentaciones audiovisuales, poniendo sobre la mesa cuestiones como el amor, la vida familiar o cómo superar los prejuicios y el odio. «Nos llamamos hermanos, y no lo usamos como una simple palabra, es una realidad», aseguró Joan Comas, portavoz de esta confesión en España.

Además, el sábado colocaron pequeñas piscinas sobre el césped para bautizar a 400 personas que, tras asistir a asambleas de años anteriores y después de todo el año preparándose y estudiando la Biblia, decidieron convertirse en testigos de Jehová.

Se calcula que el impacto económico que ha tenido el evento en la Comunidad de Madrid ha sido de más de 20 millones de euros, teniendo en cuenta el sector de la restauración, la ocupación hotelera o el transporte.