El uso de cadenas no impidió que se circulara con problemas. ADRIANA RAMÍREZ

El temporal bloquea carreteras y causa problemas en decenas de pueblos de la Sierra

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

NAVACERRADA/MADRID. La anunciada ola de frío defraudó ayer en cierto modo las expectativas, al menos en la capital de España. Ni un rastro de nieve y escasas incidencias relacionadas con la brusca bajada de temperaturas que trajo el frente frío que comenzó a afectar prácticamente a toda España.

En la Sierra fue distinto. Sus pueblos amanecieron con un manto blanco de nieve y, de hecho, a última hora de la tarde, la nieve produjo problemas en prácticamente los 45 pueblos de la Sierra. Hizo su aparición por encima de la cota 1.000, en localidades como San Lorenzo de El Escorial, El Escorial o Guadarrama, donde se formaron espesores que superaban los cinco centímetros y que fueron incrementándose en zonas de mayor altitud, como Los Molinos, Cercedilla o Navacerrada, municipios que registraron mayor cúmulo, si bien no respondió a lo anunciado previamente ante la llegada de ese frente que mantiene vigente la alerta para la jornada de hoy. Pequeños núcleos como Matalpino se quedaron sin transporte por autobús a causa de la nieve.

Estaciones de esquí

Cinco puertos de montaña de la región presentaron problemas de circulación como consecuencia de la nevada: Los Leones, Navacerrada, Cotos, Morcuera y Navafría, en los que fue necesario el uso de cadenas en las primeras horas de la mañana, a excepción de estos dos últimos, donde la situación se mantuvo durante toda la jornada de ayer. Se impidió también circular a los camiones en algunos tramos de la red viaria de la Sierra: Nacional I -entre El Molar y Bodeguilla y en el puerto de Somosierra-, en la M- 601 -acceso al puerto de Navacerrada- y en la A-6, en Guadarrama.

El frente frío ha obligado a mantener la situación de alerta en toda la Comunidad Madrid, entre otras catorce comunidades autónomas. Para la jornada de hoy y la de mañana, el Instituto Nacional de Meteorología sitúa la cota de nieve en altitudes entre los 800 metros y 600 metros y la intensidad de las nevadas se prevé de moderada a fuerte.

Las que con mayor optimismo acogieron los rigores invernales fueron las estaciones de esquí madrileñas: la nevada que se produjo en la mañana de ayer, aunque poco abundante, fue constante, lo que dejó hasta 20 centímetros de nieve en las pistas de esquí. Así, la estación del puerto de Navacerrada mejoró sensiblemente la calidad de sus pistas con respecto a días anteriores. No en vano, la nieve caída más la producción de nieve artificial permitieron que las pistas de la zona baja -Telégrafo y Escaparate I y II- contasen con una media de unos 40 centímetros de espesor de nieve polvo de calidad excelente. Para hoy, y si las temperaturas nocturnas y las nuevas nevadas acompañan, podría incluso abrirse la pista de El Bosque, también en la zona baja. Aunque la mayor de las esperanzas para Deporte y Montaña es que las circunstancias climatológicas sean de grandes precipitaciones de nieve para poder abrir las pistas de la zona alta. Valdesquí no abrió sus puertas al público, pero prevé abrir hoy sus pistas con espesores que oscilan entre los 40 centímetros y el metro de nieve. Todo ello, si los vientos lo permiten, ya que al anuncio de nieve, el Instituto Nacional de Meteorología suma para hoy fuertes rachas de viento del norte que podrían alcanzar los 90 kilómetros por hora en cotas superiores a los 1.500 metros de altitud.

Casi un millar de metros por debajo, en la capital, la ausencia de incidencias relacionadas con el frío fue ayer la norma. Sin embargo, los dispositivos de emergencia previstos ante un probable recrudecimiento del temporal se mantenían activados. Así, continuaba establecido el Nivel 1 del Plan de Inclemencias Invernales de la Dirección General de Protección Ciudadana. Siguieron tomándose las medidas preventivas oportunas, como el reparto de dos mil toneladas de sal en toda la región -el Ayuntamiento de Madrid esparció, por su parte, doscientas toneladas en lugares estratégicos de la capital de España en previsión de heladas-, o la entrada en funcionamiento de veinte máquinas quitanieves, algunas de las cuales se emplearon en puntos de la Sierra.

Igualmente, el Canal de Isabel II ha activado un operativo de emergencia para atender las incidencias que puedan registrarse en toda la red de distribución de agua, que podría presentar anomalías en caso de una bajada extrema de las temperaturas. Pero ni Emergencias 112 ni Samur-Protección Civil refirieron ayer intervenciones destacables directamente relacionadas con el temporal. No obstante, la lluvia fue una de las causas del accidente múltiple registrado en la madrugada del jueves a la altura del kilómetro 29 de la Nacional-401 (Madrid-Toledo), en el término del municipio de Torrejón de la Calzada, que se saldó con un muerto y cuatro heridos, uno de ellos de extrema gravedad.

Tampoco los bomberos del Ayuntamiento de Madrid realizaron más salidas de las habituales en una jornada ordinaria. En el día de ayer se efectuaron un total de 36, ninguna con vinculación aparente con la ola de frío. Emergencias 112 experimentó un aumento, poco significativo, del 7 por ciento en el número de avisos recibido respecto a días precedentes, mientras que el Samur realizó algunas salidas nocturnas relacionadas con la atención a personas sin hogar.