Los repicantes,de la Cofradía de Jesús de la Humillación de Zaragoza, ayer
Los repicantes,de la Cofradía de Jesús de la Humillación de Zaragoza, ayer - Maya Balanyà

La tamborrada en la Plaza Mayor pone el broche de oro a la Semana Santa de Madrid

El evento es una antigua tradición aragonesa que simboliza los temblores de la tierra el Domingo de Resurrección

MadridActualizado:

La Plaza Mayor acogió en el mediodía de ayer, Domingo de Resurrección, la tradicional tamborrada, en la que cientos de personas, tanto locales como turistas, despidieron la Semana Santa en la capital.

Este año el acto estuvo organizado por la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo y el Ayuntamiento de Madrid. Los t amboreros y repicantes, pertenecientes a la Cofradía de Jesús de la Humillación de Zaragoza, salieron sobre las 11.45 horas del Monasterio de las Carboneras, en la Plaza del Conde de Miranda, para hacer un breve recorrido hasta llegar a la Plaza Mayor, donde hicieron sonar sus instrumentos.

El evento se desarrolló sin atisbo de lluvia, para alegría de los asistentes, al contrario que en días anteriores. «Venimos desde Teruel y mira que aquí hay cosas que ver, pero no nos queríamos perder este espectáculo», dijo uno de los congregados a EP.

El estruendo de los instrumentos, que se prolongaron hasta las 13 horas, anunciaba la resurrección de Jesucristo. Se trata de una antigua tradición aragonesa que simboliza los temblores de la tierra.