El vicepresidente Pedro Rollán (izq.) y el jefe del Ejecutivo autonómico, Ángel Garrido COMUNIDAD

Sólo un 10 por ciento de los afiliados del PP-Madrid votarán a su presidente nacional

El jefe del Ejecutivo regional, Ángel Garrido, cree que la poca participación se produce porque «es la primera vez» que se aplica este sistema

MADRIDActualizado:

Un total de 10.020 afiliados del PP se han inscrito para votar en las primarias que elegirán el próximo 5 de julio al nuevo presidente del Partido Popular a nivel nacional. Aunque la participación es baja, apenas un 10 por ciento de l total de militantes según el partido, suponen bastantes más que las cifras que se manejan a nivel nacional, donde son 64.523 los inscritos, cuando se calculaba una cifra de en torno a los 800.000 militantes.

De esos 10.020 inscritos, 3,239 pertenecen a los distritos de laciudad, y los 6.781 restantes a los municipios de la región.

El presidente autonómico, Ángel Garrido, aseguraba este martes que todos los candidatos son buenos, y lo que les diferencia son «cuestiones de matiz, importantes, pero de matiz». Reconoció que «no aporta demasiado que se presenten seis candidaturas» y se mostró partidario de que se agrupen.

En cuanto a la desilusionante falta de participación, Garrido defendió el sistema de primarias -recordó, de hecho, que él fue «uno de los primeros en defenderlo»- y argumentó que «esta es la primera ocasión en que tenemos primarias», un sistema que a su juicio «requiere de varias experiencias» y de «un rodaje». Cree que «sí que hay interés» entre los afiliados, y en su caso «me quedo con el hecho de que por primera vez se va a poder elegir» al máximo responsable del partido a nivel nacional.

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP de Madrid, Alfonso Serrano, señaló que en el partido en Madrid están «moderadamente satisfechos, dado que la movilización en Madrid ha sido superior a la media de España». En efecto, con los datos oficiales, en el resto de comunidades la media de participación es del 7,4 por ciento, y en Madrid se han inscrito en torno a un 10 por ciento.

Serrano ha recordado que el partido «tiene la obligación de respetar la libertad individual de cada uno de sus afiliados» a la hora de elegir a quien consideran más conveniente para liderar su partido.