Manuela Carmena, durante la celebración del día de la Policía Municipal
Manuela Carmena, durante la celebración del día de la Policía Municipal - Guillermo Navarro

Los sindicatos policiales denunciarán a Carmena si no media en la negociación del convenio

CSIT-UP y CPPM critican que desde que Barbero lidera las reuniones para alcanzar un acuerdo se incumple el principio de buena fe negociadora

MADRIDActualizado:

Los sindicatos policiales amenazan con llevar a Manuela Carmena a los tribunales si no media en la negociación del convenio «de buena fe». Según CSIT-UP y CPPM, el principio de buena fe negociadora, que se stablece en el artículo 33.1 de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, no se lleva a cabo. Por eso piden que la regidora intervenga como mediadora en las negociaciones, que están siendo lideradas por Javier Barbero, el delegado de Emergencias, o se verán obligados a «emprender acciones legales que enturbiarían la necesaria comunión de intereses entre Ayuntamiento y Policía Municipal».

Según los representantes policiales, el principio de buena fe por parte del Consistorio se viene incumpliendo sistemáticamente desde que el convenio fue rechazado por el 85% de los agentes municipales el pasado mes de junio. «El preacuerdo se firmó por UPM, UGT y CC.OO, que representan a una parte minoritaria de los agentes, por eso fue rechazado», dice el comunicado emitido por los os sindicatos.

«Desde que Barbero se puso al frente de la negociación, una y otra vez se han limitado a presentar el mismo acuerdo rechazado por la plantilla, con escasas modificaciones y sin antender a ninguna de las propuestas realizadas por la parte sindical», continúa el comunicado. Después de cuatro meses de negociaciones, se encuentran con un texto prácticamente idéntico al rechazado.

Pero este no es el único motivo por el que los sindicatos denuncian el incumplimiento del principio. El primero es que las convocatorias de la mesa de negociación han sido notificadas con «escasa antelación» y en ellas no se ha presentado un nuevo texto a tratar o «ha sido el mismo documento rechazado». Asimismo, consideran motivo de incumplimiento la no discusión de las propuestas presentadas por los sindicatos. «Durante la negociación se han alcanzado avances, que misteriosamente en las reuniones siguientes los negaban y desaparecíasm y no han negado las mismas reivindicaciones que a otros colectivos dentro de este Ayuntamiento les han dado», concluye el texto de los sindicatos.