¡Silencio, se rueda «El Dos de Mayo»!

La película, dirigida por José Luis Garci, recrea, en versión libre, el levantamiento popular contra el ejército de Napoleón s Es uno de los platos fuertes del programa de actividades del

MADRID. POR MARÍA ISABEL SERRANO, FOTOS DE SAN BERNARDO
Actualizado:

La película, dirigida por José Luis Garci, recrea, en versión libre, el levantamiento popular contra el ejército de Napoleón s Es uno de los platos fuertes del programa de actividades del Bicentenario

¡Silencio, cámara, acción ... !. José Luis Garci ya ha utilizado esta frase, más de una vez, en el rodaje de su nueva película «El Dos de Mayo» que, en una versión libre de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, será uno de los ejes centrales del Bicentenario del levantamiento del pueblo madrileño y las tropas españolas contra el ejército de Napoleón, en mayo de 1808.

Uno de los decorados del filme se encuentra en la localidad madrileña de Fuente el Saz del Jarama. Allí están recreados, con suma fidelidad, el Arco de Cuchilleros, las Cavas, una parte de la Puerta del Sol y diversas calles del Madrid de hace doscientos años.

Gil Parrondo vuelve a ser el autor de los decorados. Exquisitos. A este hombre, su fama le precede. No en balde, este colaborador habitual del director Garci desde los tiempos de «Volver a empezar» (1982), tiene en su haber dos Oscar: por «Patton» (1970) y por «Nicolás y Alejandra» (1980).

Junto al Arco de Cuchilleros

Y ese Madrid de 1808 fue visitado ayer por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que disfrutó de lo lindo saliendo y entrando de los locales de ficción construidos en Fuente el Saz. No se cansaba. Lo mismo se metía en el «Mesón Pacheco» que indagaba el interior del Talabardero, la Cordonería, la Latonería, el puesto de flores o la Vicaría, todo un «escenario» junto al supuesto Arco de Cuchilleros al que no faltaba el más mínimo detalle de cómo era la Villa y Corte hace doscientos años.

Aguirre saludó a todos. Habló con actores, guionistas, ambientadores, responsables de maquillaje y vestuario, técnicos de sonido y de música. Garci y Gil Parrondo, a su lado en todo momento.

«Nace la nación española»

«Soy patriota. Mi visita a este rodaje -dijo la presidenta regional- es porque la Comunidad de Madrid ha elegido el 2 de mayo como fiesta que no sólo es regional, sino que tiene un marcado carácter nacional. Esa fecha es importante para España y para los españoles porque supone el levantamiento de todo un pueblo y da paso a la Guerra de la Independencia. El 2 de mayo es el momento en que nace la nación española; la soberanía pasa el pueblo y de ahí a la Constitución de 1812. Hubo muchos mártires pero es que querían ser independientes».

«El Dos de Mayo» tiene un presupuesto de 15 millones de euros. Su rodaje empezó el pasado 17 de septiembre y se espera que finalice el próximo 22 de diciembre. Tendrá una duración aproximada de dos horas y media. Telemadrid, con un gran «papel» en la producción del filme, también emitirá la cinta en tres capítulos, según confirmó a ABC su director general, Manuel Soriano.

La película promete, al menos eso es lo que dicen quienes están «dentro» de ella. El propio director, José Luis Garci, se mostraba muy satisfecho con el proyecto y señalaba que «no es una recreación histórica en sí misma. Se trata de una versión muy libre de los Episodios Nacionales. Es una historia de amor, de sentimientos, de amistad y de lealtad que tiene como escenario una fecha muy importante. Es una vertiente histórica y real de lo que ocurrió aquel 2 de mayo».

El equipo de esta película inició la pre-producción el pasado mes de marzo. Desde entonces se han elegido las localizaciones y escenarios y se han levantado decorados interiores y exteriores para su filmación. El gran decorado de Fuente el Saz del Jarama se ha construido sobre una parcela de 30.000 metros cuadrados. También hay decorados interiores en los Estudios Desafío (Fuente el Saz), en la finca Gozquez (San Martín de la Vega) y en el Palacio Fernán Nuñez. Además, hay localizaciones en San Lorenzo del Escorial, Talamanca del Jarama, Aranjuez, Torrelaguna y Alcalá de Henares. El equipo técnico está formado por 97 técnicos, 50 especialistas y 50 caballistas. En cuanto al equipo artístico, intervendrán 56 actores y unos 9.000 figurantes.

En el reparto nos encontramos, entre otros, con Quim Gutiérrez y Paula Echevarría que encarnarán a los dos enamorados, Gabriel e Inés. Comparten cartel veteranos de la pantalla como Manuel Galiana, Tina Saiz, Manuel Tejada y Carlos Larrañaga, así como Natalia Millán, Lucía Jiménez, Ana Escribano, María Kosti, Ramón Langa, Fernando Guillén Cuervo y Elsa Pataki, la popular actriz que encarnará al personaje de Manuela Malasaña.

«El Dos de Mayo» es uno de los platos fuertes de las actividades organizadas por el Gobierno regional para conmemorar el Bicentenario del 2 de mayo. Hoy, precisamente, se constituye el Patronato de la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad que dirige el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto y miembro de la Real Academia de Historia, Fernando García de Cortázar.

Dentro de dicha Fundación, el ex secretario de Estado de Cultura, Miguel Ángel Cortés, será el presidente del Comité Asesor en el que también estarán, como patronos los alcaldes de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y los Móstoles y Aranjuez, Esteban Parro y Jesús Ballesteros, respectivamente. Estos dos últimos ya han confirmado su participación.

Esperando a Ruiz-Gallardón

Sin embargo, y hasta la mañana de ayer, el primer edil madrileño, Ruiz-Gallardón, no había confirmado nada. Fue Esperanza Aguirre, en Fuente el Saz, quien dijo: «Espero que mañana (por hoy) el alcalde Ruiz-Gallardón acuda a la constitución del Patronato». La Fundación ha nacido con un patrimonio de un millón de euros.

«El Dos de Mayo» -dicen que ya es una superproducción- podrá estar en las pantallas de los cines madrileños dentro de un año, aproximadamente. «Yo estaré allí para ir al estreno», dijo Esperanza Aguirre para preguntar, a continuación, «¿Quienes hacen de chico y chica? ¡Presentármelos, caramba!».